PITTSBURGH -- En esta ciudad y Puerto Rico, Roberto Clemente es más que un simple premio. Es una persona y una venerada parte de la historia del béisbol.

El domingo, el 40 aniversario del hit 3,000 de su carrera en el Three Rivers Stadium, los familiares de Clemente participaron en una breve ceremonia antes del partido entre los Piratas y los Rojos.

"Es difícil creer que hayan sido 40 años", dijo Vera Clemente, viuda del Salón de la Fama. "El tiempo vuela.

"Roberto le tenía mucho amor a Pittsburgh", continuó Vera. "Siempre me decía, 'Si alguna vez me cambiaran, me retiraría. Nunca quiero jugar en otra parte que no sea Pittsburgh."

Junto a Vera estuvieron los hijos de Clemente, Roberto Jr., Luis y Enrique, además de Steve Blass, actualmente comentarista de televisión en las transmisiones de los Piratas compañero de mucho tiempo del fallecido jardinero.

Todos se juntaron detrás de la segunda base del PNC Park-la almohadilla a la que llegó Clemente tras dar un doble frente a Jon Matlack de los Mets para alcanzar los 3,000 hits en la Gran Carpa el 30 de septiembre de 1972.

Desde el jardín derecho llegó a unírseles Modesto Lacén Cepeda, el actor que protagonizó a Clemente en la producción "DC-7 La Historia de Roberto Clemente".

Lacén Cepeda pisó la segunda base y recreó la forma en que Clemente saludó al público con su gorra luego de dar su batazo histórico.