NUEVA YORK -- No importó que hubiese más de 55,000 fanáticos gritando cada vez que amenazaban los Yankees y mucho menos que se jugara en un estadio tan inhóspito para los contrarios.

Los Indios de Cleveland vinieron a la casa de los Yankees con la misión de ganar un juego y lo lograron derrotándolos 6-4 para avanzar a la Serie de Campeonato de la Liga Americana, donde enfrentarán ahora a los Medias Rojas por el derecho a representar a la Liga Americana en la Serie Mundial 2007.

Desde el mismo comienzo del juego, la estrategia utilizada por el manager Joe Torre para tratar de alargar la Serie Divisional utilizando a Chien-Ming Wang falló cuando el derecho permitió un jonrón solitario de Grady Sizemore que puso a su equipo en ventaja antes de que se hiciera el primer out del partido. En el mismo primer inning, Johnny Peralta amplió el marcador a 2-0 con un sencillo remolcador de Hafner ante la mirada atónita de la mayoría presente en el estadio.

"Uno sueña con ir a la postemporada y conectar un jonrón en el mismo primer momento para ayudar a elevar la moral del equipo. En los entrenamientos estábamos claros que esto era lo que queríamos lograr y siempre creímos que lo podíamos hacer", dijo Sizemore.

Dos boletos, dos sencillos y un golpeado permitieron que los Indios pusieran la pizarra 4-0 y que saliera del partido Wang. Ante Mike Mussina fabricaron dos más con un sencillo del venezolano Víctor Martínez, luego de pasar intencionalmente a Travis Hafner para llenar las bases. "Bolearon a Hafner para buscar el dobleplay pero pude conectar bien la pelota y empujar dos que nos dieron una ventaja amplia", dijo Martínez en la celebración luego de acostarse en el suelo del clubhouse para ser bañado totalmente con champaña por sus compañeros. "Es la razón de nuestro trabajo desde los entrenamientos", agregó con una amplia sonrisa.

Los de casa amenazaron en los primeros siete innings pero siempre pudieron el ganador Paul Byrd, "el arma pequeña del equipo", (cinco innings), el dominicano Rafael Pérez (dos innings), Rafael Betancourt (único inning perfecto) y Joe Boroswki (un inning y salvado) hacer el out importante para preservar el triunfo indígena.

"Traté de no cometer muchos errores ante un equipo tan ofensivo como los Yankees. Mezclé mis pitcheos e hice unos muy buenos con corredores en las bases que me ayudaron a salir de los problemas. No me desesperé y mantuve la calma lanzando mis envíos rompientes para mantenerlos fuera de balance.", dijo Byrd.

Derek Jeter conectó hits en sus dos primeros turnos y además impulsó la primera carrera de su equipo. Sin embargo, en el sexto, después del jonrón solitario de Robinson Canó que decretó la salida de Byrd, cuando su equipo amenazaba con complicarle el juego a los Indios, el capitán del equipo fue inducido a batear para dobleplay por el novato Pérez con un out y hombres en primera y tercera para terminar la intentona.

"Al que no lanza es al único que no le dan hits ni jonrones. Pude dominar a Jeter y salimos del problema en el sexto. En el séptimo se me quedó un lanzamiento y Alex lo conectó bien pero lo importante es que ganamos y ahora estamos en la Serie de Campeonato", dijo un emocionado y mojado Rafael Pérez, quien no había recibido ni hits ni carreras en sus primeras cuatro entradas lanzadas en la serie con cinco abanicados.

La penúltima carrera de los dueños de casa vino en el séptimo del bate de Alex Rodríguez al conectar un jonrón solitario que redujo la diferencia a tres carreras al poner el marcador 6-3. Los fanáticos se animaron nuevamente, pero hasta allí llegó la alegría en esa entrada ya que los bates de los Yankees fueron dominados por Pérez para cerrar el inning siete.

Betancourt retiró el octavo por la vía rápida con dos ponches que prepararon la escena para que el cerrador Boroswki concretara tan importante triunfo. A pesar de un laberíntico jonrón de Bobby Abreu, el derecho pudo dominar a los otros tres bateadores, sin problemas, incluyendo un ponche a Posada para el out 27, para darles a los Indios el triunfo y la clasificación a la Serie de Campeonato que arrancará el próximo viernes en Boston.

Uno de los que mojaba a todos con champaña e inclusive dirigía a quién mojar fue el relevista Rafael Betancourt. En medio de su celebración nos dijo: "Tanto Rafy (Pérez), Jensen, Joe y yo hicimos lo mismo que hicimos todo el año. Cada quién saca sus innings y entre todos pudimos preservar los triunfos. Estos son los momentos que uno sueña desde niño y que incentivan nuestro trabajo. No importa dónde juguemos porque la emoción de ganar es lo que nos guía a todos". De la misma forma como no se dejaron amilanar por los insectos voladores en el segundo juego de la serie, los muchachos dirigidos por Eric Wedge no se dejaron intimidar por el público que aupó a sus jugadores durante todo el partido hasta el out 27.

Fue un gran triunfo donde dominó el pitcheo, el bateo oportuno y el buen beisból de la Tribu a un equipo neoyorquino que vio a su explosiva ofensiva apagada durante casi toda la serie divisional.

A partir del viernes a las 7:00 pm en el Fenway Park, los Indios enfrentarán a los Medias Rojas en una serie donde se verán las caras la juventud de los primeros y la veteranía de los segundos y que promete ser muy buena por el excelente pitcheo de ambos equipos.