WASHINGTON -- El presidente George W. Bush dijo el viernes que los jugadores de béisbol y dueños de equipos tienen que tomar en serio el informe Mitchell sobre uso de esteroides, pero advirtió que no hay que llegar a conclusiones prematuras sobre los individuos nombrados.

"Espero que este informe ayude a dejar la Era de los Esteroides en el pasado", comentó Bush rodeado por integrantes de su gabinete en la Casa Blanca.

Bush, que en el pasado fue dueño de los Rangers de Texas, dijo que el informe Mitchell significa que "podemos llegar a esta conclusión: los esteroides mancillaron al deporte".

"Los jugadores y los dueños deben tomar el informe Mitchell en serio", indicó Bush. "Estoy seguro de que así lo harán".

En un informe publicado el jueves, el ex senador George Mitchell mencionó a 85 jugadores vinculados con el uso o posesión de esteroides y otras sustancias para mejorar el rendimiento físico.

El informe de 409 páginas identificó a jugadores de todo tipo, desde los que tuvieron mediocres y breves carreras en las mayores, hasta posibles integrantes del Salón de la Fama como Roger Clemens y Barry Bonds.

Los abogados de la oficina del comisionado de Grandes Ligas tendrán que decidir si alguno de los jugadores activos merece ser castigado, un proceso que se extenderá al próximo año.

Cómo un fanático del béisbol, Bush parecía acongojado por la extensión del problema. El presidente habló sobre el tema en respuesta a una pregunta de un reportero.

"Entiendo el impacto que los atletas profesionales pueden tener en los jóvenes de nuestro país", expresó. "Le pido a las figuras públicas, especialmente a los atletas, que entiendan que le están enviando un terrible mensaje a los jóvenes de Estados Unidos cuando" usan sustancias ilegales.

"Como ustedes saben, son un fanático del béisbol, me encanta el deporte", agregó Bush. "Estoy muy preocupado por el problema de esteroides".