NUEVA YORK -- El ex jugador del cuadro de Grandes Ligas, Fernando Viña admitió el uso de hormonas de crecimiento humano en el 2003 para intentar recuperarse de sus lesiones.

Viña, quien ahora es una analista para ESPN, fue nombrado la semana pasada en el Informe Mitchell sobre las drogas para mejorar el rendimiento. El informe dijo que también compró esteroides del antiguo asistente de camerino de los Mets de Nueva York, Kirk Radmoski, pero Viña negó esas acusaciones.

"Nunca le compré esteroides. Solamente usé HCH", dijo Viña en una entrevista con ESPN.

Un intermedista Todo Estrella con Milwaukee en 1998, Viña también jugó con Seattle, los Mets, San Luis y Detroit durante su carrera de 12 años que terminó en el 2004.

Al tener dificultades de recuperarse de lesiones en su rodilla y en su pierna, Viña jugó en 61 partidos para los Cardenales en el 2003. Dijo que había sentido presión del equipo y de si mismo para volver al campo, por eso trató HCH.

"Al rehabilitarme intenté todo", dijo Viña. "Llegué a un punto en donde estaba desesperado."

Viña dijo que no tenía intenciones de aumentar sus músculos -- su trabajo era solamente golpear la pelota y usar su velocidad para llegar a base. Dijo que acudió a HCH con las esperanzas de recuperarse.

"¿Estaba en lo correcto? No. Obviamente, no era lo correcto", dijo Viña. "Estoy muy apenado."

También dijo que la droga no le ayudó mucho. Viña jugó en 29 encuentros con los Tigres en el 2004. Del 2001 al 2002 jugó por lo menos 150 partidos con San Luis.

"En fin, fue algo estupido. Ahora estoy apenado, y no me ayudo tampoco", dijo Viña.

También dijo que los investigadores de Mitchell nunca trataron de hablar con él directamente, pero escuchó rumores a través de su agente. Viña dijo que nunca habló con Mitchell.

Viña también dijo que conoció a Radomski mientras estaba con los Mets en 1994.