Las Grandes Ligas y el sindicato de jugadores de Grandes Ligas han acordado empezar a negociar colectivamente sobre seis de las recomendaciones que el ex senador George Mitchell hizo en su muy anticipado informe sobre la época de los esteorides en el béisbol.

El congreso ha fijado dos fechas para las audiencias sobre el caso el próximo mes en la cual algunos de los peloteros mencionados en el Informe pueden ser invitados a declarar. Adicionalmente, al menos dos piezas de legislación serán consideradas con la intención de clasificar hormonas de crecimiento humano como una suatancia controlada y hacer otro precursor ilegal.

La acción inmediata del sindicato y de la gerencia viene menos de una semana después de que Mitchell dio a conocer su informe, pidiendo grandes cambios en las reglas antidrogas.

"Le enviamos una carta a Don Fehr [el director del sindicato] antes del fin de semana", dijo Rich Levin, el vocero del comisionado Bud Selig. "Nos respondió esta semana. Ambos lados están dispueston a empezar negociaciones sobre las recomendaciones de Mitchell que tienen que ser negociadas colectivamente."

No se ha establecido una fecha para comenzar esas negociaciones.

"Nos hemos comunicado con Bud, y estaremos hablando con los jugadores, y de ahí partiremos", le dijo Fehr a la Associated Press.

Las seis recomendaciones mencionadas tienen que ver con la regulación del programa de examenes. Para que sea implementado, necesitan ser negociados abriendo de nuevo el Acuerdo Básico, el cual es válido hasta la temporada del 2011. Esto se logró dos veces durante el acuerdo del 2003-06 y ambas veces fueron medidas punitivas, para incluir los examenes antidrogas -- durante y fuera de temporada -- y las clases de drogas en la lista de drogas prohibidas fue incrementada.

Especificamente, los dos lados negociarán la independencia del programa, la claridad, los examenes sin aviso durante todo el año, al día o las mejores prácticas de examen, el proceso correspondiente para los jugadores y los fondos adecuados.

Hay otras 13 recomendaciones que tienen que ver con la seguridad y la educación que no tienen que ser negociadas colectivamente con el sindicato. Selig dijo la semana pasada que le daba la bienvenida a todas las recomendaciones y que "las que pueda implementar independientemente, así lo haré inmediatamente."

Lo que tiene que ver con las audiencias, el Comité de Reformas del gobierno de los Estados Unidos ha aplazado la que estaba programada para esta semana hasta el 15 de enero. Mitchell, Selig y Fehr fueron invitados a atender a esa audiencia. El 23 de enero, un sub comité de comercio y protección al consumidor en la Casa de Representantes de los Estados Unidos quiere hablar con Mitchell y al menos con un vocero de las Grandes Ligas.

Levin dijo que Selig estará disponible, si lo invitan, para ambas audiencias.

Mientras tanto, un proyecto de ley presentado por el senador de Nueva York, Charles Schummer ha sido visto en el senado, el cual incluiría a HCH en la lista de esteroides del "Programa III", haciendola una sustancia controlada y gobernada por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos. Por ahora, HCH es solamente legal en procedimientos con una receta para uso limitado, el cual no inluye lesiones deportivas y mucho menos para mejorar el rendimiento.

Al clasificar HCH como una droga controlada, haría del vendedor o del usuario un sujeto a multas y castigos legales más severos.

En la Casa de Representantes de los Estados Unidos, el senador por Iowa, Charles Grassley, quiere que sea ilegal la venta de dehydroepiandrosterone (DHEA), un suplemento que se vende sin receta, a cualquiera menor de 18 años de edad. DHEA es un "precursor natural de testosterona y un suplemento dietético que algunos atletas usan como alternativa a esteroides anabólicos ilegales", le dijo Grassley a la Associated Press.

DHEA se produce naturamente por la glándula adrenal y se considera un precursor para la androstenedione, la cual se usa para aumentar músculo. Esta sustancia fue encontrada en el casillero de Mark McGwire en 1998. Desde entonces, androstenedione ha sido añadida en la lista del "Programa III" por el congreso de los Estados Unidos y fue prohibida por las Grandes Ligas.

Lo que tiene que ver con el mejoramiento del programa de examenes de la MLB, Mitchell dijo en su informe que los castigos actuales por el uso de drogas para mejorar el rendimiento -- 50 juegos por resultar positivo en el primer examen, 100 por el segundo y la prohibición de por vida por el tercer examen con el derecho de aplicar para ser incluido de nuevo después de dos años -- eran los más duros de todas las organizaciones de deporte profesional. Pero con eso solamente no era suficiete para erradicar el uso de drogas.

Usando indicaciones establecidas por la Agencia Mundial de Antidopaje, Mitchell dijo que el programa de examenes sería mejor si fuera realizado independientemente para evitar completamente la idea de un conflicto.

"Cualquier forma que los propietarios y el sindicato elijan, el administrador del programa independiente debería tener autoridad exclusiva en todos los aspectos de formulación y administración del programa", escribió en el informe.

Deberían haber "examenes adecuados durante todo el año y sin aviso", ya incluidos en el programa de forma limitada cuando fue revisado por segunda vez antes de la temporada del 2006.

El programa también debería ser lo suficicemente flexible para incorporar las mejores y nuevas prácticas para examinar cuando se desarrollen, así modificandola sin tener que abrir de nuevo el acuerdo de negociación colectiva cada vez que un cambio importante necesite ser implementado.

"Esto tendría que ver con modificar el programa mientras se desarrollan nuevas y mejores prácticas", escribió Mitchell.