CARACAS -- El toletero venezolano Bobby Abreu dijo que nunca vio uso de esteroides en el camerino de los Yanquis de Nueva York, uno de los equipos con varios jugadores implicados en el informe Mitchell sobre el dopaje en las Grandes Ligas.

Más de una docena de jugadores y ex jugadores de los Yanquis aparecen en el informe, entre ellos los pitchers Roger Clemens y Andy Pettitte.

Abreu llegó a los Yanquis a mediados de la temporada de 2006 procedente de los Filis de Filadelfia.

Cuando se le preguntó si en los Yanquis existía una especie de subcultura de uso de esteroides, el jardinero respondió brevemente: "No, no he visto eso".

Además, Abreu aseguró que no llegó a conocer al ex preparador físico de ambos lanzadores, Brian McNamee, quien según el informe Mitchell, le inyectó esteroides en varias ocasiones a Clemens, y le consiguió hormona de crecimiento humano a Pettitte.

"Cuando llegué al equipo en el 2006 ya él (McNamee) no estaba ahí", indicó Abreu el jueves durante una actividad de repartición de regalos de Navidad en Caracas.

Clemens negó a través de su abogado que haya utilizado esteroides, mientras que Pettitte admitió en un comunicado que usó la hormona de crecimiento humano sólo en dos ocasiones para tratar de sanar de una lesión en el codo.

"Yo no puedo decir si ellos (Clemens y Pettitte) lo hicieron o no, porque no lo sé", afirmó Abreu. "Esas respuestas sólo la pueden dar ellos mismos".

"Cada quien a su momento dará sus explicaciones, cada quien dirá sus cosas, pero la verdad es que siento que yo no tengo la respuesta para todas estas preguntas", agregó.

Dijo que el tema del dopaje es algo que el béisbol de Grandes Ligas tiene que dejar en el pasado.

"Me pareció bastante fuerte (el informe Mitchell) por todas las implicaciones que tiene en el béisbol. Pero esas son cosas que se deben superar para seguir adelante", sostuvo.