PHOENIX -- Nomar Garciaparra fue parte de unas prácticas ligeras que los Dodgers realizaron en Pheonix. El lesionado antesalista también tomó prácticas de bateo a pesar de que todavía sentía molestias en su mano derecha.

Garciaparra, quien no ha participado en un juego desde que fue golpeado por un lanzamiento el 7 de marzo, dijo que continuará bateando con el dolor en vez de descansar y permitir que la mano se debilite. Durante la temporada del 2000 también jugó con una lesión similar. Graciaparra se sometió a un examen de resonacia magnética y una radiografía, las cuales no mostraron ningún daño.

"Definitivamente está mejorando", dijo el tercera base. "La hinchazón ha bajado. Estoy lanzando bien. Lo último que hay que superar es la forma de cómo aguanto el bate. Tengo que seguir bateando y seguir trabajando".