TOKIO -- Los Medias Rojas de Boston llegaron en las primeras horas del viernes a Tokio después de un vuelo de 18 horas y tras resolver una disputa de último minuto que amenazó con estropear su visita a Japón para inaugurar la temporada de Grandes Ligas.

El astro nipón Daisuke Matsuzaka y sus compañeros lucían cansados después del largo vuelo mientras subían al autobús que los llevaría al hotel.

Matsuzaka acaparó la atención de un gran número de fotógrafos japoneses que recibieron a los Medias Rojas en el aeropuerto a eso de las 00.30 hora local.

"Fue un vuelo largo, pero estamos contentos de estar aquí", dijo el presidente del equipo, Larry Lucchino. "Los jugadores están cansados, pero quieren jugar béisbol".

Los Medias Rojas y los Atléticos de Oakland jugarán cada uno un par de partidos de exhibición contra equipos japoneses el 22 y 23 de marzo. Luego se enfrentarán entre ellos el 25 y 26 de marzo en la inauguración de la campaña de las mayores.

Por un momento, parecía que los campeones de la Serie Mundial no llegarían a Japón.

Antes de irse de Estados Unidos, los jugadores amenazaron con un boicot por una disputa por el pago a los coaches del equipo por el viaje a Japón.

Los jugadores votaron de forma unánime por no abordar el vuelo, pero luego se llegó a un acuerdo tras negociaciones entre los jugadores de los Medias Rojas y los Atléticos, Grandes Ligas, los equipos y la asociación de peloteros.

Matsuzaka tiene previsto abrir el primer partido contra Oakland la próxima semana en el Tokyo Dome.