Ha llegado la primavera. Qué bueno.

En un invierno de mucha nieve, el Informe Mitchell y audiencias en el Congreso, a veces fue fácil olvidarnos de los tantos otros acontecimientos en la temporada baja.

Varios ases cambiaron de equipo. El venezolano Johan Santana pasó de los Mellizos a los Mets, Dan Haren de Oakland a Arizona y Erik Bedard de los Orioles a los Marineros.

Los Tigres reforzaron lo que era ya un lineup formidable al agregar al venezolano Miguel Cabrera y al colombiano Edgar Rentería. Y luego de varios años, volvió a Atlanta el zurdo Tom Glavine.

El béisbol acaparó muchos titulares durante el invierno, pero ahora es tiempo de que comience la temporada.

A continuación, 10 temas a seguir en el 2008:

1. Puede ser...: Ha pasado un siglo desde que los Cachorros ganaron la Serie Mundial, pero Chicago tiene razón para estar optimista este año.

Los campeones defensores de la División Central de la Liga Nacional han agregado al jardinero japonés Kosuke Fukudome para lo que ya era un buen ataque ofensivo. Los Cachorros parecen estar más fuertes que el equipo del 2007 que ganó 85 partidos, y si pueden añadir a un buen primer bate (¿quizás Brian Roberts?), se verán más formidables todavía. De cualquier manera, Chicago tiene el talento para llegar lejos en el 2008.

El equipo de Lou Piniella tiene profundidad en el pitcheo, una alineación sólida y un bullpen con menos interrogantes que la mayoría de la Nacional. Es fácil ver el porqué muchos ponen a los Cachorros como favoritos para repetir en la Central. Podría ser su año.

2. Boston quiere repetir: Los Medias Rojas tienen oportunidad de ganar su tercera Serie Mundial en cinco años, lo cual fortalecería su argumento como equipo del siglo. Pero no será fácil.

Curt Schilling está lesionado, Detroit se ve fortísimo y los Yankees siguen siendo los Yankees. Los Indios, Angelinos, Marineros y Azulejos podrían ser mayores obstáculos también. Y no hay un bicampeón de la Serie Mundial desde que los Mulos ganaron tres al hilo de 1998 al 2000.

3. El rugido de la Ciudad de los Motores: ¿Qué se puede decir de un lineup que terminó tercero en carreras anotadas el año pasado, y que luego agregó a Miguel Cabrera, Edgar Rentería y Jacque Jones?

Los Tigres no se detuvieron ahí. El gerente general Dave Dombrowski también añadió al zurdo Dontrelle Willis, que llegó junto a Cabrera desde la Florida. Con Willis Detroit tiene una de las mejores rotaciones del béisbol y un trabuco que debe de dar de qué hablar en esta temporada.

Eso sí, empezarán la campaña sin los relevistas Fernando Rodney y Joel Zumaya. Pero con todo y eso, hay indicios de que los Tigres podrían ganar su segundo banderín en tres años.

4. La Gran Urbe: Los equipos de Nueva York pocas veces desaparecen de los titulares, y al ser el 2008 la última temporada de los estadios de la Gran Manzana, el Yankee Stadium y el Shea Stadium, habrá aún más atención sobre la Gran Urbe en el 2008.

El Yankee Stadium será sede del Juego de Estrellas, y quizás algunos juegos de playoff. Y luego de eso será reemplazado, así que será la última oportunidad para que los fans se despidan de la "Casa que Construyó Ruth".

5. Santana, Martínez y los Mets: El venezolano Johan Santana se une al dominicano Pedro Martínez mientras los Mets tratan de recuperarse del colapso de septiembre pasado y recuperar el título del Este de la Liga Nacional que perdieron ante los Filis.

Con los "Dos Grandes" los Mets para muchos son los favoritos. Con Santana y Martínez-y un roster talentoso que incluye al boricua Carlos Beltrán, al dominicano José Reyes, David Wright y Billy Wagner-se esperará que los Mets ganen en el 2008. Si no, habrá repercusiones.

6. Más récords: Ken Griffey Jr. de los Rojos está a siete jonrones de llegar a los 600 de por vida, mientras que el dominicano Manny Ramírez de Boston y Gary Sheffield de Detroit deben de llegar a los 500 cada uno. Mientras, el zurdo de Arizona Randy Johnson, recuperado de sus lesiones en la espalda, puede alcanzar las 300 victorias de por vida si logra ganar 16 en esta temporada.

7. El Oeste salvaje de la L.N.: Colorado y Arizona, dos equipos del Oeste de la Liga Nacional que disputaron el banderín el año pasado, podrían ser hasta mejores ahora. Los Dodgers, con el nuevo manager Joe Torre, y San Diego, que estuvo a tres outs de clasificar en el 2007, también deben de verse más fuertes. Con hasta cuatro equipos con calidad a nivel de playoffs, el Oeste de la L.N. debe de ver otra gran pelea en la recta final del 2008.

8. Los Rayos listos para brillar: No han llegado ni cerca de una temporada ganadora desde que nacieron en 1998, pero Tampa Bay ya está dando de qué hablar.

Con estrellas en ascenso como Scott Kazmir, Carl Crawford, James Shields, el dominicano Carlos Peña y B.J. Upton, los Rayos han sentado base para tener lo que debe de ser el mejor equipo en la historia de la franquicia. Por lo menos deben de ser un club capaz de alcanzar jugar para .500 por primera vez.

9. El 1-2 del Oeste de la L.A.: Los Angelinos, con Torii Hunter y el dominicano Vladimir Guerrero, y los Marineros, con el venezolano Félix Hernández y Erik Bedard encabezando una formidable rotación, son contendientes legítimos por el banderín.

Con toda la atención sobre los Medias Rojas, Yankees, Tigres e Indios, no se sorprendan si uno de los pesos pesados de la División Oeste los vence a todos para representar el joven circuito en la Serie Mundial.

10. La paridad: Milwaukee surgió el año pasado para competir por el título de la Central de la Nacional, terminando en el segundo lugar por primera vez desde 1992. Los Marineros terminaron segundos en el Oeste de la Americana, su puesto más alto desde el 2001. Y los Indios ganaron la Central de la Americana para llegar a playoffs por primera vez desde el 2001.

Hace dos años, Toronto terminó segundo, su puesto más alto desde que ganó la Serie Mundial de 1993. Las lesiones limitaron a los Azulejos en el 2007, pero el equipo canadiense tiene con qué competir por un puesto en los playoffs este año.

En el 2007, 15 equipos-la midad de los 30 de Grandes Ligas-estuvieron a seis juegos o menos de un lugar en postemporada para el 15 de septiembre.

Las pelas más apretadas y las menores diferencias entre el primer lugar y los contendientes han sido la regla en los últimos años. Por supuesto el comodín es un factor crucial, pero una paridad general ha sido clave.

El año pasado, los Rockies y los Diamondbacks jugaron en la Serie de Campeonato, una sola temporada después de que terminaran empatados en el sótano del Oeste, 10 juegos por debajo de .500.

¿Cuáles equipos sorprenderán en el 2008?

Como nos ha demostrado la historia reciente, puede pasar cualquier cosa.