NUEVA YORK -- Todos los involucrados están de acuerdo que la celebración de despedida del Yankee Stadium será algo especial y una noche digna de su magnitud y su puesto en la historia de los deportes de los Estados Unidos.

Pero se han dado a conocer algunos detalles especiales de las ceremonias antes del último juego en el Yankee Stadium entre los Yankees y los Orioles la noche del domingo.

Los Yankees tienen planeado revelar más detalles durante esta semana, pero el periódico The New York Times ha informado que una parte de la ceremonia será la presentación de antiguas estrellas de los Yankees quienes se pararán en sus antuiguas posiciones, un gesto similar a la gran presentación que hubo antes del Juego de Estrellas.

En lugar de enviar sus posiciones a los más brillantes miembros del Salón de la Fama en vida, la alineación será solamente de miembros de los Yankees, la cual se parece a las festividades del Día de las Leyendas, excepto que esta será una ceremonia más grande.

"Iré a segunda base", le dijo al New York Times el antiguo miembro de los Yankees Bobby Richardson. "Me han informado que habrán menos de los que habían en el Día de las Leyendas y tal vez habrán más de uno en cada posición".

Según el diario, las estrellas de los Yankees ya fallecidas serán representadas por miembros de sus familias. Y el New York Times sugirió que uno de los hijos de Mickey Mantle, Danny o David esté en el jardín central y que uno de los hijos de Roger Maris esté en el jardín derecho.

La viuda del fallecido Thurman Munson, Diane Munson, dijo que su hijo, Michael, acompañaría a Yogi Berra en home. Se espera que Arlene Howard también esté presente, representando a su esposo, Elston Howard.

El puertorriqueño Bernie Williams, cuatro veces campeón de la Serie Mundial con los Yankees, ha confirmado su asistencia.

"Estoy seguro que será algo bastante especial", dijo el campo corto de los Yankees Derek Jeter. "No sé lo que tengan planeado -- no me han dicho nada, entonces no sé qué esperar. Pero estoy seguro que será un evento bien organizado".

Los Yankees no hablaron sobre la celebración. Como se espera que durante toda la estadía se juegue frente a un estadio completamente lleno, el abridor del último juego tendrá un significado sentimental, ya que el dirigente Joe Girardi ha elegido al zurdo Andy Pettitte.

De todos los miembros de la rotación de los Yankees, Pettitte es el le tiene más cariño al Yankee Stadium -- sus 94 victorias en casa son la mayor cantidad por cualquier lanzador de los Yankees detrás de Ron Guidry (99), desde que el estadio fue remodelado para la temporada de 1976.

Los Yankees ya han jugado cinco de los 10 juegos de su estadía en casa para cerrar el Yankee Stadium y se mudarán a un nuevo estadio que queda al cruzar la calle para la temporada del 2009.