FILADELFIA -- Charlie Manuel ha sido criticado en emisiones de radio, en la prensa escrita, y ha sido abucheado por aficionados de los Filis frecuentemente estridentes.

Hubo incluso días en los que después de una derrota June Manuel llamaba por teléfono a su hijo con algún consejo materno: diles a esos Filis que sigan adelante con mayor esfuerzo, que salgan y ganen algunos juegos.

"OK, mamá, dejaré que vengas y hables con ellos", dice Manuel que le respondió, soltando la risa.

El mayor triunfo profesional de Manuel al llevar a los Filis a la Serie Mundial se ha visto empañado por la congoja personal de la muerte de su madre durante la Serie de Campeonato de la Liga Nacional.

El no faltó a ningún juego de postemporada, pero sí al primer día de entrenamiento hacia la Serie Mundial para asistir el viernes al funeral de June Manuel en Buena Vista, Virginia, donde Charlie Manuel es aún un héroe local venerado.

El sociable manager ha comenzado a convertirse también en un héroe de Filadelfia.

Manuel recordó a la gente que nadie alentó tanto a los Filis como o hizo su madre de 87 años. Ella era una apasionada del Jugador Más Valioso Ryan Howard, de Jimmy Rollins y, agregó riendo, "a ella le gustaba cualquiera que tuviera un buen día".

Y así ha sido para casi todos los Filis durante las dos últimas semanas en las que derrotaron a los Cerveceros de Milwaukee en su Serie Divisional, luego noquearon a los Dodgers de Los Angeles en cinco juegos en la Serie de Campeonato para llegar a la Serie Mundial por primera vez desde 1993.

Manuel regresó a Filadelfia el sábado para otra sesión de práctica y un juego de entrenamiento, esperado mantener a los Filis afilados durante su larga espera antes del primer juego de la Serie Mundial contra Tampa Bay o Boston.