(AP)

NUEVA YORK -- Las fuertes lluvias obligaron a que se pospusiera el primer partido de la serie entre los Atléticos de Oakland y los Yankees de Nueva York, pero el mal tiempo no pudo empañar la alegría que mostró Jason Giambi al visitar el nuevo hogar de su ex equipo.

El toletero había tenido la oportunidad de recorrer el nuevo Yankee Stadium cuando aún lo estaban edificando, pero es la primera vez que lo visita ahora que ya ha abierto sus puertas.

"Es hermoso, es gigante, pero hermoso, seguro se siente como cuando la gente se subió al Titanic por primera vez", dijo Giambi en una rueda de prensa, provocando risas.

El toletero rápidamente agregó, "pero este lugar no se va a hundir".

Durante la temporada baja, Giambi, quién jugó en Nueva York del 2002 al 2008, firmó un contrato de un año para regresar al equipo con el cual comenzó su carrera en 1995. Como integrante de los Atléticos, Giambi fue nombrado el Jugador Más Valioso de la Liga Americana en el 2000.

Aunque se quedó con las ganas de ganar un título de Serie Mundial con los Yankees, Giambi dice que tiene muchos buenos recuerdos de los años que pasó en Nueva York.

"Me divertí viniendo aquí todos los días y jugando frente a un estadio lleno. Era emocionante. Los aficionados que tienen aquí son increíbles. Pero también es divertido estar de regreso en donde uno comenzó. Es como dar el giro completo."

Giambi dice estar disfrutando el papel de mentor que ha asumido desde que regresó con los Atléticos.

"Es emocionante volver. Como dice el (gerente general) Billy Beane, 'la leyenda ha vuelto'. Es divertido con los jugadores jóvenes...con alguien como Travis Block o Ryan Sweeney es muy divertido estar en papel de maestro."

"Me hacen muchas preguntas", agregó Giambi de sus compañeros de equipo. "Hasta los lanzadores jóvenes me preguntan cómo lanzarles a ciertos jugadores o qué esperar. Es divertido estar de regreso y en ese papel."