SAN LUIS -- El paracorto venezolano Alcides Escobar ha quemado varias ligas a nivel de las menores en el sistema de los Cerveceros, y podría estar listo pronto para jugar en Grandes Ligas.

Como muestra de su éxito en la organización de Milwaukee, Escobar fue convocado al Juego de las Futuras Estrellas por segunda vez en las últimas tres temporadas, un honor bastante valioso para el torpedero de 22 años de edad.

"Me siento contento, es mi segundo año, y como para todos los muchachos, es una gran experiencia", dijo el nativo de La Sabana, Venezuela.

Desde hace un tiempo J.J. Hardy es el campocorto titular de los Cerveceros, y quién sabe lo que puede suceder en el futuro, pero por ahora Escobar está bien enfocado en hacer su trabajo con la sucursal de Triple-A de Milwaukee, Nashville Sounds.

"De verdad (los Cerveceros) no me han dicho nada, sigo haciendo mi trabajo, sigo jugando como siempre y esperando mi oportunidad", expresó Escobar, quien este año batea .296 con 30 robos en 40 intentos, luego de verse muy bien en Doble-A Huntsville en el 2008, cuando terminó con promedio de .328 en 546 turnos, con ocho jonrones, 76 empujadas, 95 anotadas y 34 robos.

También en el 2008 Escobar, como tantos prospectos, pudo tomar su famosa "taza de café" con los rosters expandidos en septiembre con Milwaukee, donde de hecho bateó de 4-2 con una anotada con el equipo grande en medio de su gran pelea por el comodín de la Liga Nacional.

Y por supuesto, fue una gran experiencia. "Me sentí muy bien en ese ambiente de Grandes Ligas, porque era la primera vez", dijo Escobar. "Estaba muy emocionado y es algo que todo pelotero espera cuando está en liga menor."

Además del ambiente, Escobar notó la diferencia en el terreno de juego...como es de esperarse. "Es mucha, porque en Grandes Ligas, todo el mundo sabe lo que está haciendo, los pitchers saben cuál quieren que sea su localización. Los bateadores saben también cuál es su approach (plan y filosofía)."

Y para volver a la Gran Carpa, Escobar sabe que tiene que seguir mejorando, sobre todo en la disciplina al bate, ya que su porcentaje de embasarse de .348 con Nashville deja algo que desear para un jugador de su estilo. "Estoy en el approach, (tomando) más pitcheos. En eso estoy trabajando más ahorita."

La situación de los Cerveceros, en una división muy apretada de la Central de la Liga Nacional, pone más interesante el panorama. Hace poco el jardinero estelar de Milwaukee, Ryan Braun, presionó públicamente al gerente general Doug Melvin para que buscara refuerzos en el pitcheo. De negociar un cambio, lo más seguro es que Escobar podría ser incluido en un paquete.

¿Cómo se sentiría el venezolano si fuera cambiado?

"Mi meta es de verdad llegar con el que me dio la oportunidad, con Milwaukee, ellos saben lo que hago", dijo Escobar. "Pero en este trabajo un día estás con un equipo y otro te cambian, así que al final me sentiré bien con el que me dé la oportunidad."