SAN LUIS -- Las festividades del Juego de Estrellas en el Busch Stadium comenzaron con una demora larga por lluvia y un repunte de último memento.

El canadiense René Tosoni y el cubano Dayán Viciedo conectaron dobletes productores de carrera consecutivos para coronar una racimo de cuatro anotaciones en la parte alta del séptimo inning con la que el equipo mundial le dio la vuelta a una desventaja de dos anotaciones para derrotar el domingo 7-5 a Estados Unidos en un empapado encuentro de las estrellas del futuro.

La otra figura del partido fue el campocorto venezolano Alcides Escobar al irse de 4-2 con un par de carreras anotadas, incluyendo la que marcó la diferencia.

El equipo mundial se llevó su tercera victoria en el partido, la racha más prolongada en los 11 años de historia de un duelo que se disputa dos días antes del Juego de Estrellas.

La exhibición de talentos de ligas menores, sin embargo, fue interrumpida durante más de cuatro horas en la primera entrada por una tormenta fuerte que azotó en el estadio y oscureció el cielo, ocultando brevemente el famoso Arco la ciudad, ubicado detrás del jardín central.

Por culpa de la demora, el juego fue acortado a siete entradas.

"Nadie sabía si ibamos a jugar o no. Estábamos desesperados por jugar", dijo Escobar, quien en la organización de los Cerveceros de Milwaukee se ha cotizado como el mejor prospecto en la posición de torpedero. "Todos estabámos echando cuentos para pasar las horas".

Cuando el partido se reanudó, Eric Young (Colorado) conectó un jonrón solitario y luego Jason Castro (Houston) aportó otro vuelacerca de tres carreras para que el equipo estadounidense se pusiese arriba 5-3 después del quinto.

Pero el equipo mundial supo voltear la pizarra en su último viaje al plato.

Un wild pitch de Trevor Reckling (Angelinos) permitió que el canadiense Brett Lowrie (Milwaukee) anotase la primera de cuatro carreras.

Acto seguido, Escobar conectó un roletazo por el medio del diamante que fue fildeado por el seguda base Jemile Weeks (Oakland), quien trató de pasar la pelota con su guante al torpedero Danny Espinosa (Washington). Fue un mal tiro y Starlin Castro (Cachorros) pudo anotar la carrera del empate.

Después de caer el segundo out, Tosoni (Minnesota) y Viciedo vinieron con sus dobletes para poner el 7-5 definitivo.

Viciedo, quien el año pasado desertó de Cuba y ahora juega como tercera base en la sucursal de Doble A de los Medias Blancas de Chicago, celebró así su primer imparable en un estadio de Grandes Ligas.

"Este es un momento grande. Siempre lo voy a atesorar", dijo Viciedo. "Sé que este juego lo estaba viendo en Cuba mi familia y mis amigos".

Chia-Jen Lo, relevista taiwanés de Houston, cubrió un inning en blanco para anotarse la victoria. J.C Sulbarán, curazoleño de Cincinnati, sacó los tres últimos para el rescate.