(AP)

NUEVA YORK -- Alex Rodríguez se ha convertido en El Fantasma de la Caseta y rara vez se le ha visto por su casillero en momentos en que el vestuario está abierto a personas que no pertenecen al equipo.

Mientras los casilleros de alta tecnología de otros peloteros en el nuevo estadio de los Yankees están llenos de fotografías familiares o están personalizados de alguna manera, el de A-Rod no lo está.

Durante gran parte del último mes, el único recuerdo que había era una pelota de béisbol en una caja de plástico. Una botella de champaña fue agregada de su última estanca.

Después de haber sufrido más distracciones en sus primeras cinco temporadas con los Yankees que el resto de los peloteros en todas sus carreras -- que fueron desde su amistad con Madonna hasta la fotografía donde besó su imagen en un espejo -- A-Rod parece estar concentrado en su negocio.

Su conferencia de prensa en pretemporada en la que admitió haber consumido esteroides y su cirugía posterior de cadera parecieron haberle cambiando la perspectiva. Tras haber sorteados esos escándalos, ahora se muestra mucho más relajado.

Cobertura Completa de la Postemporada

Rodríguez conectó de cuadrangular la primera pelota que vio de la temporada y despertó a los Yankees de una mediocre marcha de 13-15 al comienzo de su campaña cuando regresó de su operación, hasta que conectó un jonrón con las bases llenas en su último turno al bate de la temporada regular y luego que el equipo concluyó con foja de 103-59.

"Caí hasta el fondo esta primavera, entre la vergüenza de la conferencia de prensa y que mi carrera se viera amenazada por la lesión en la cadera", comentó Rodríguez en el vestidor de los visitantes en Tampa Bay.

"Creo que mi vida, mi carera, se encontraba en una encrucijada y tuve que decidir si quedarme hundido o recuperarme", agregó.

Rodríguez vino a continuación y tuvo una de las entradas más ofensivas en la historia de la Liga Americana, al conectar un primer jonrón de tres carreras y el segundo de cuatro para llegar a 30 vuelacercas y 100 carreras remolcadas por 12ma temporada en fila y 13ra en total.

Seis de sus carreras impulsadas durante la temporada empataron partidos y otras 29 pusieron en ventaja a los Yankees, de acuerdo con STATS LLC.

Eso está muy bien a los ojos de la mayoría de los aficionados de los Yankees, pero ahora lo que más les preocupa es que se caiga su producción ofensiva en el otoño, pese a sus logros anteriores.

Rodríguez batea de 59-8 (para promedio de .136) en postemporada desde el 2004 y marcha sin hit en sus últimos 18 turnos al bate en postemporada con corredores en posición de anotar.

Si los Yankees van a ganar su primera Serie Mundial desde el 2000 y si A-Rod podrá avanzar hasta la Serie Mundial por primera vez en sus 16 años en las Grandes Ligas, tendrá que tener un desempeño más parecido al de un ex pelotero de los Yankees, el Señor Octubre Reggie Jackson, y menos que el Señor Mayo, Dave Winfield, pues la postemporada podría alargarse después de la Noche de Brujas y podría llegar hasta noviembre.

"La gente habla sobre las fallas de un tipo, pero una sola persona no gana o pierde una serie. Cuando reviso nuestra actuación pasada en playoffs, hubo muchos tipos que no batearon y debido a que él es el nombre más importante o que es de quien habla más la gente, todos se fijan más en sus números", comentó el piloto Joe Girardi, al hablar sobre A-Rod.

Esto se explica por su jugoso contrato por 10 temporadas a cambio de 275 millones de dólares.