(AP)

MINNEAPOLIS - La representación latina de los Yankees dio la cara para que los Mulos completaran su barrida de los Mellizos en la Serie Divisional de la Liga Americana.

En la victoria de 4-1 de Nueva York sobre Minnesota para que los Mulos pasaran a la Serie de Campeonato de la Americana, las cuatro vueltas del equipo del Bronx fueron empujadas por Alex Rodríguez, Jorge Posada (2) y Robinson Canó.

Y para terminar la serie con broche de oro, el panameño Mariano Rivera amplió su propia marca de juegos salvados en postemporada, registrando su rescate número 35.

Cobertura Completa de la Postemporada
A-Rod continuó su excelente inicio de esta postemporada, empatando el partido a una carrera por bando con su segundo cuadrangular de la serie, un bambinazo por encima de la verja del jardín central frente al ex Yankee Carl Pavano en el séptimo episodio.

En la misma entrada, el boricua Posada también se fue para la calle ante Pavano.

Para el boricua Posada, fue un dulce final de una serie que empezó con algo de controversia para él, ya que no estuvo de titular en el Juego 2 iniciado por A.J. Burnett.

Pero fue el puertorriqueño que terminó empujando la carrera decisiva de la serie con su vuelacercas en el Juego 3. Agregaría un sencillo empujador en el noveno para sellar el triunfo de Nueva York.

"Se trató de ayudar a ganar al equipo", dijo Posada. "Uno hace lo que sea para ayudar al equipo".

En la serie Posada bateó de .364, con un jonrón y dos empujadas.

Pero lo que todo el mundo quiso resaltar fue la actuación de A-Rod en esta primera ronda para dejar en el pasado la imagen de su bate apagado en otros playoffs de esta década con Nueva York.

"Acaba de hacer una cosa impresionante", dijo el coach de la banca de los Mulos, el dominicano Tony Peña. "Lo que ha hecho en esta serie vale por todos los años anteriores".

En la primera ronda Rodríguez se fue de 11-5 (.455), con dos jonrones y seis carreras impulsadas.

"Desde los entrenamientos, sabía que no podía borrar los 4-0 en playoffs y toda la gente que dejé en base (en años anteriores)", dijo Rodríguez. "Pero ahora estoy contento, dentro y fuera del terreno".

"Me siento bien por él", dijo el jardinero dominicano de los Yankees, Melky Cabrera. "Ha demostrado que es tremendo pelotero y ha hecho un buen trabajo".

De su parte, el dominicano Canó empujó la última carrera con sencillo que cayó justo delante del jardinero derecho de Minnesota, Jason Kubel. Fue la única vuelta remolcada de la serie para el quisqueyano.

"Siempre digo, cuando uno no lo hace, lo hace el otro", dijo el segunda base. "Me siento bien. Primera vez que tengo gente en posición anotadora y hago el trabajo. Ahora estamos haciendo el trabajo".

Al igual que Posada, una de las constantes en este equipo de los Yankees desde 1996 ha sido Rivera, quien una vez más cerró una serie a favor de los Mulos.

"Se siente muy bien", dijo Rivera. "Se siente excelente estar en el montículo para el último out. Nunca se pone viejo eso". Aunque se destacaron los latinos en el cierre de esta serie a favor de los Yankees, Peña recuerda que se trata de todo un esfuerzo en conjunto.

"Este equipo no es sólo de latinos, sino un grupo de hombres que lo han dado todo".

Próxima parada para los Yankees: Serie de Campeonato de la Liga Americana, por primera vez en cinco años.