(AP)

NUEVA YORK -- Pedro Martínez cuenta que se maravilló con la actitud serena de sus nuevos compañeros cuando se incorporó a los Filis de Filadelfia para la parte final de la temporada.

"Pese a la intensidad que se nota cuando están en el terreno, este equipo no refleja la calma que hay en el clubhouse", afirmó el as dominicano poco después de su llegada como refuerzo para la rotación. "Lo relajado que están todos. Lo sencillo que hacen todo ... Salen a jugar con la seguridad de que van a ganar. Es una bonita sensación salir, estar tranquilo y saber que tu equipo se siente superior al oponente".

Cobertura Completa de la Postemporada

Palabras más, palabras menos, a lo que se refiere Martínez se llama estirpe. Y a estos Filis les sobra.

Una franquicia con una larga historia de fracasos -- la primera que sufrió las 10.000 derrotas en todas las ligas profesionales de Estados Unidos -- ahora está a cuatro triunfos de ser la primera en repetir como campeones de la Serie Mundial en casi una década.

Después de derrotar por segundo año seguido a los Dodgers de Los Angeles en la serie de campeonato de la Liga Nacional, los Filis pueden presumir de ser un equipo que en la postemporada es arrollador como pocos.

Su marca en las últimas dos postemporadas es de 18-5 y su porcentaje de .783 es el tercer mejor entre los equipos que se clasificaron a los playoffs en años seguidos desde 1995, el año que se introdujo el wild card.

Sólo son superados por los Yankees de Nueva York de 1998-99 (22-3, .880) y 1999-2000 (22-6, .786), equipos que ganaron el campeonato de la Serie Mundial. Los del Bronx son también el último conjunto que logró repetir el título cuando en 2000 vencieron a sus vecinos Mets.

Y pensar que no fue hasta 2007 que los Filis reaparecieron en la postemporada tras una sequía de 14 años y que el año pasado conquistaron su primera Serie Mundial desde 1980.

El aplomo de los Filis, esa característica que los ha convertido en un equipo acostumbrado a venir de atrás, no es obra de la casualidad.

Su núcleo conformado por Ryan Howard, Chase Utley, Jimmy Rollins y Cole Hamels surgió casi al unísono desde las ligas menores.

También ha influido el que cuando se refuerza lo ha hecho con notable atino.

Así pasó cuando al promediar la temporada se percataron que su rotación abridora hacía agua y encontraron la solución insertando a dos lanzadores con cuatro laureles de Cy Young entre ambos.

Uno es Cliff Lee, el Cy Young del año pasado con Cleveland que se convirtió en la principal carta de su cuerpo monticular tras aterrizar mediante un canje. El otro es Martínez, ganador de tres Cy Youngs y quien firmó como agente libre cuando faltaban dos meses y rejuveneció.

"Lo que tiene este equipo es su armonía y que nadie se desespera sin importar el tipo de dificultad", comentó Carlos Ruiz, el catcher panameño y que desde el octavo puesto en el orden ofensivo cuenta con un promedio de .346 en nueve partidos de esta postemporada. "Todos saben lo que hay que hacer en cada juego, no es nada de otro mundo".

La confianza de los Filis se cimentó con sus cierres de campaña en los meses de septiembre en 2007 y 2008, cuando remontaron para rebasar a los Mets de Nueva York y ganar su división.

Este año fue diferente: Filadelfia se apropió del primer puesto el 30 de mayo y no lo soltó nunca.

Eso no significó que perdieron la costumbre de amargar a sus rivales con victorias agónicas. Fueron los líderes de la Nacional con sus 43 triunfos remontando. Los Yankees encabezaron las mayores con 51.

Algunos dirán que es arrogancia, pero los Filis se fortalecen con la certeza de saber que van a ganar frente a un adversario inseguro.

"Creo que los equipos se han dado cuenta que somos uno que siempre se recupera y como que se acomplejan, sobre todo si pasa continuamente", reflexionó el primera base Howard, quien fue el jugador más valioso de la serie ante los Dodgers tras conectar dos jonrones e impulsar ocho carreras.

Cuatro victorias más y la realidad es que los Filis pueden empezar a insistir que tienen los méritos para ser considerados como el mejor equipo de esta década.