(AP)

NUEVA YORK - Al no realizarse el Juego 6 de la Serie de Campeonato de la Liga Americana el sábado, mucho se ha especulado sobre el efecto que tendrá el día extra tanto para los Angelinos como para los Yankees.

En el caso del equipo de Los Angeles, reina el optimismo todavía.

"Estamos muy tranquilos", dijo el jardinero venezolano de los Angelinos, Bobby Abreu. "Tú puedes ver la cara de cada quien; tenemos mucha confianza en nosotros mismos."

¿No puede el día libre frenar el impulso positivo que trajo a Nueva York el equipo de Anaheim al ganar el Juego 5 para acercarse 2-3 en la serie?

"No, a nosotros no nos va a afectar de ninguna manera en ningún momento", afirmó Abreu. "Venimos en el día de mañana (domingo) preparados para jugar."

Cobertura Completa de la Postemporada

Uno de los temas interesantes del día extra es que abre la posibilidad de que el derecho John Lackey pueda lanzar un potencial Juego 7 con tres días de descanso el lunes, en caso de ganar los Angelinos el sexto choque en el Yankee Stadium el domingo.

Al referirse al tema, el manager de los Angelinos, Mike Scioscia, no quiso comprometerse en ese sentido.

"Nos va a dar más opciones para analizar, seguro que sí", dijo Scioscia. "Pero (para el Juego 6) el staff entero está sujeto a lanzar. Primero tenemos que ganar el Juego 6. No tiene sentido hablar del Juego 7."

Muy bien. Pero definitivamente, pone las cosas más interesantes a la hora de analizar el pitcheo de los Angelinos.

"Nos beneficia", dijo el guardabosque venezolano de Los Angeles, Juan Rivera. "Nosotros estamos trabajando con cuatro pitchers (abridores: Lackey; Joe Saunders, quien va en el Juego 6; Scott Kazmir; y Jered Weaver), y ellos tres (Andy Pettitte, quien tirará por Nueva York el domingo; CC Sabathia y A.J. Burnett). Creo que nos caía bien a nosotros y a ellos no."

De su parte, el primera base cubano de los Angelinos, Kendry Morales, también ve positivo el día extra para su equipo.

"Nos da más oportunidad de acomodarnos aquí", expresó el inicialista. "Hemos jugado alrededor de 175 juegos (170 para ser exacto, entre temporada regular y playoffs). Es bueno un día libre para descansar el cuerpo, los hombros."

Siempre ecuánime, Scioscia ve las cosas de una forma bien sobria al hablar de cómo puede el juego retrasado afectar a los equipos, en términos de un impulso traído desde Anaheim.

"No creo que tenga mucho que ver", expresó el piloto. "Los muchachos están listos. Lo único que puedo decir es que los muchachos en nuestro clubhouse están listos para jugar.

"El impulso es bueno después de que ganas un buen juego. Pero tienes que volver y reconstruirlo pitcheo por pitcheo. Eso es lo que vamos a tener que hacer mañana."