(Kathy Willens/AP)

NUEVA YORK - Mariano Rivera tiene 39 años de edad, pero viene de una de sus mejores temporadas en una carrera que lo llevará al Salón de la Fama a los cinco años de su retiro.

Con 44 salvados y 46 oportunidades y efectividad de 1.76 en la temporada regular, Rivera fue nombrado Relevista del Año por The Sporting News en días pasados.

Y en los playoffs del 2009, lleva efectividad perfecta de 0.00 en siete presentaciones ante Minnesota y Los Angeles.

Sin embargo, el manager de los Yankees, Joe Girardi, se preocupa bastante de no sobre-cargar al derecho a esta altura de su carrera; la suspensión del Juego 6 de la Serie de Campeonato de la Liga Americana podría convertirse en una ventaja para los Mulos, con un Rivera más descansado.

Cobertura Completa de la Postemporada

"Hablo con él, me aseguro de que esté bien", dijo Girardi sobre Rivera. "Físicamente está muy bien ahora mismo, pero sí tenemos que estar evaluando eso. Es algo al que hemos puesto atención durante todo el año."

Se notó el cuidado que tuvo Girardi con Rivera en la campaña regular. Rivera lanzó 66.1 entradas en el 2009, su menor cantidad en una temporada completa desde 1998; en el 2002 tiró apenas 46.0 debido a lesiones.

Hasta ahora en esta postemporada, Rivera ha pitchado un total de 8.2 innings, con 10 ponches. Lanzó dos tercios de entrada en el Juego 5 ante los Angelinos.

Entonces, muchos quieren saber si el día extra del juego suspendido lo ayuda a estar más descansado.

"Voy a tener que decir que sí", dijo Rivera pocos minutos después del anuncio de que el Juego 6 se había postergado hasta el domingo. "Estaba preparado mental y físicamente para jugar, pero tenemos que volver con la misma mentalidad con que vinimos hoy."

Antes de los playoffs, Girardi había expresado que trataría de no obligar al panameño a sacar más de cuatro outs, al igual que en la temporada regular, pero que en playoffs todo era posible.

De su parte, Rivera afirmó en ese momento que estaba listo "para lo que sea".

Dos semanas y media y 8.2 entradas después, parece que eso no ha cambiado.

"El brazo siempre está preparado para lo que sea ahora mismo", declaró Rivera. "Esto es playoff, no se puede mirar para atrás."