(Jim McIsaac/Getty)

NUEVA YORK - Cuando los Yankees sacaron el último out del Juego 6 de la Serie de Campeonato de la Liga Americana, el cerrador panameño Mariano Rivera y el receptor boricua Jorge Posada se abrazaron cerca del montículo en un momento bien emotivo en el Yankee Stadium.

No fue para menos. Fueron seis años de espera para el grupo de veteranos de los Mulos que forman parte del núcleo del equipo desde hace más de una década.

Cobertura Completa de la Postemporada

"Tenía tiempo que no sentía un abrazo así", dijo Rivera en medio de la celebración del 40mo banderín de la Liga Americana para los Yankees. "Se siente bien sacar el último out. Ahora es buenísimo volver a hacerlo".

Cuando los Yankees perdieron el Clásico de Otoño del 2003 ante los Marlins, pocos pensaban que les tomaría seis años para volver a ganar el título de la Liga Americana. Pero por más talento y por más nómina que hayan tenido en ese lapso, en el béisbol no hay nada escrito.

Por eso volver a la Serie Mundial se le hace bien dulce al grupo de veteranos que queda de aquella edición: Rivera, Posada, el torpedero Derek Jeter y el zurdo Andy Pettitte, quien lanzó primores en el Juego 6 para ayudar a eliminar a los Angelinos.

"No fue fácil", afirmó Rivera. "Pero no hay nada mejor que eso. Con el trabajo que hicimos en el equipo, nos lo merecemos".

Rivera, Pettitte y Jeter tienen cuatro anillos cada uno, mientras que Posada ha ganado tres con los Mulos.

De su parte, el capitán de los Yankees quiso enfocarse en todo el equipo... como siempre.

"Es bueno para todos, no sólo nosotros", expresó Jeter al preguntársele lo que significaba para los cuatro veteranos regresar al Clásico. "Estamos contentos de haber aportado durante tantos años, pero estoy contento por todo el mundo aquí".

En el clubhouse de los Mulos, no se le quitaba la sonrisa a Rivera en medio de la celebración.

"Esto es especial", dijo el istmeño. "No hay nada mejor que eso. Se siente muy bien.

Y el derecho se aseguró de destacar los aportes no sólo de la "vieja guardia", sino también de los nuevos que ayudaron a Nueva York a tener la oportunidad de ganar su 27to título de la Serie Mundial.

"La organización hizo un tremendo trabajo consiguiendo a CC (Sabathia), A.J. (Burnett), (Mark) Teixeira. Esos peloteros fueron la base del campeonato".

Y claro, ganar esta serie ante Los Angeles fue apenas el segundo paso. "Falta el último paso", aseguró Rivera. "Estamos para eso. Hoy a celebrar, y el martes a pensar en los Filis".

Los Yankees recibirán a los Filis el miércoles en el Juego 1 de la Serie Mundial del 2009.