(Getty Images)

NUEVA YORK -- El japonés Hideki Matsui remolcó el miércoles seis carreras en el sexto juego contra los Filis de Filadelfia, para empatar el récord de Bobby Richardson, de más impulsadas en un encuentro de la Serie Mundial.

Cobertura Completa de la Postemporada

El bateador designado de los Yankees de Nueva York pegó un vuelacerca de dos carreras en la parte baja de la segunda entrada, un sencillo de dos rayitas en la tercera --ambos batazos contra el abridor dominicano Pedro Martínez-- y un doblete de dos anotaciones más ante J.A. Happ, en la quinta, para dar en ese momento una ventaja de 7-1 a Nueva York.

Richardson logró la hazaña por los Yankees, el 8 de octubre de 1960, en el tercer juego contra los Piratas de Pittsburgh. Bateó un grand slam en la primera entrada y un sencillo de dos carreras en la cuarta, para que Nueva York se impusiera por una paliza de 10-0.

En la derrota en la Serie Mundial, tras siete juegos, Richarddson tuvo un récord de 12 empujadas. El intermedista es el único pelotero nombrado el Jugador Más Valioso de la Serie Mundial formando parte de un equipo que salió derrotado.