HERMOSILLO, México -- Los Naranjeros de Hermosillo, el equipo más ganador en la historia de la Liga Mexicana del Pacífico, tendrán una alineación cargada de poder como su principal arma en la Serie del Caribe en Isla Margarita.

Los Naranjeros buscan su segundo título y sexto de México en el clásico caribeño que comienza el martes.

Luis Alfonso García, líder del circuito en cuadrangulares por segunda temporada consecutiva, encabeza una alineación que cuenta con los servicios del los ex jugadores de Grandes Ligas Vinicio Castilla, Karim García y Humberto Cota; además de las incorporaciones del receptor Saúl Soto y el utility Luis Alfonso Cruz que le dan otra dimensión a la ofensiva.

Su pitcheo se vio reforzado con la llegada de los refuerzos Pablo Ortega y Héctor Daniel Rodríguez, quienes complementan una sólida rotación de abridores con Juan Delgadillo, Edgar González y Travis Blackey.

El relevo resentirá la ausencia del cerrador dominicano José Vargas, quien no puede jugar en la Serie del Caribe tras haber participado en la liga dominicana esta misma temporada.

Sin embargo, el dirigente Lorenzo Homar espera que los refuerzos Héctor Navarro y Francisco Félix y Mario Mendoza puedan con la tarea de sacar los últimos outs.

La defensiva, sin embargo, no luce sólida. La incorporación de Luis Alfonso Cruz y Héber Gómez como refuerzos fue un buen intento por reforzar esta unidad en el cuadro interior, pero el veterano José Luis Sandoval (fuera por lesión) será una ausencia importante.

Castilla aún tiene un buen guante y un brazo por encima del promedio, pero su movilidad es limitada por lo que le cuesta bajar por los toques y tiene poco alcance.

La receptoría está bien cubierta con Adán Amézcua y Saúl Soto. El primero ya fue campeón y jugador más valioso de la Serie del Caribe en el 2002 y su experiencia será un aporte notable. Soto, por otra parte, tiene poder arriba del promedio y será parte importante en la ofensiva del equipo mexicano.

Los jardines fueron reforzados con el panameño Rubén Rivera, quién lideró a todos los jugadores con seis cuadrangulares en los playoffs, mientras que Nelson Teilon y García complementan lo que podría ser la unidad más sólida del equipo.