SAN JUAN -- Los Indios de Mayagüez sufrieron una transformación tras ganar el campeonato del béisbol puertorriqueño y tendrán 11 refuerzos para la Serie del Caribe que comienza el martes en Isla Margarita.

Mayagüez logró su 16to título de la pelota boricua al superar en la final a los Criollos de Caguas. Los Indios buscan su tercer cetro caribeño tras coronarse por última vez en 1992.

La defensa es el punto fuerte de la novena boricua, que levanta interrogantes sobre su pitcheo que arrastra cansancio por un atropellado itinerario en la postemporada.

"Entiendo que tenemos un equipo balanceado. Buena velocidad y una defensiva sólida", señaló el gerente general de los Indios, Héctor Otero.

El joven receptor Martín Maldonado, quien pertenece a la organización de Milwaukee, tendrá la responsabilidad de mantener a raya a los corredores con su potente brazo. De igual manera, en el campocorto contarán con Angel Sánchez, quien tendrá la compañía en la tercera base de Danny Valencia, uno de los mejores prospectos de la organización de Minnesota.

Randy Ruiz debe cargar la responsabilidad a la ofensiva. Ruiz viene de batear .344 con 27 impulsadas, siete jonrones, tres dobles y 21 anotadas en la campaña regular.

Uno de los refuerzos provenientes de los Lobos de Arecibo es el lanzador Bill Pulsipher. El veterano zurdo ganó dos y perdió cuatro con una efectividad de 2.78 en 45 y un tercio de entradas lanzadas.

Pulsipher, Juand Padilla y los refuerzos Andrew Baldwin (Caguas) y Mario Santiago (Carolina) serán los abridores del dirigente Max "Mako" Oliveras, mientras que entre los relevistas destacan el refuerzo Saúl Rivera (Caguas) y Fernando Cabrera.

Los Indios también incorporaron como refuerzos a Luis Figueroa, Raúl Casanova, Armando Ríos y Edgardo Báez.