(AP)

ISLA MARGARITA, Venezuela -- Kevin Barker sacudió un jonrón solitario, mientras que Raúl Valdés trabajó seis efectivos innings para conducir el martes a los Leones del Escogido a un triunfo 2-1 sobre los Indios de Mayagüez en la inauguración de la Serie del Caribe.

El campeón de República Dominicana comenzó con el pie derecho su primera participación en el clásico caribeño en 18 años, mientras que para Puerto Rico fue una historia repetida: las novenas boricuas no ganan en la fecha inaugural desde 2007.

El cubano Valdés abanicó a ocho en seis entradas. Permitió seis hits y una carrera, la primera que tolera en suelo venezolano después de lanzar 14 innings en blanco por los Navegantes del Magallanes en la serie final local contra los Leones del Caracas.

Valdés se incorporó luego como refuerzo del Escogido.

Barker y los errores a la defensiva estropearon una buena actuación del abridor puertorriqueño Mario Santiago, que en siete episodios sólo permitió tres inatrapables y una carrera limpia, con ocho ponches y un boleto.

La primera raya dominicana, en el acto inicial, fue producto de pifias de la defensa puertorriqueña.

Freddy Guzmán llegó a primera por un error de lanzamiento del intermedista Luis Figueroa, avanzó con toque de sacrificio, se robó tercera y cruzó el plato en una jugada de selección que fildeó Santiago, quien intentó sacar el out en la antesala y su envío fue errático.

Puerto Rico empató en la parte alta de la sexta con sencillos consecutivos de Miguel Abreu y Jesús Feliciano, toque de sacrificio de Figueroa y jugada de selección en batazo de Edgar Báez.

Barker le devolvió la ventaja a los dominicanos en la parte baja con su toletazo por el jardín izquierdo con uno fuera.

Joel Peralta y Darío Veras completaron el trabajo monticular por el Escogido, que en Venezuela busca su tercera corona caribeña. Los Indios también van por su tercer cetro y el último fue en 1992, precisamente la última vez que el Escogido disputó el torneo.

República Dominicana enfrenta el miércoles a los campeones mexicanos Naranjeros de Hermosillo, mientras que Puerto Rico juega contra los reyes venezolanos Leones del Caracas.