ISLA MARGARITA -- Puerto Rico necesitaba una victoria para seguir a flote en la Serie del Caribe y la urgencia de la situación despertó a sus jugadores.

Ahora, tras vencer el jueves por 5-3 a México para lograr su primer triunfo, los Indios de Mayagüez pueden darse el lujo de soñar en grande.

"Esto es una inyección de (vitamina) B12 para el equipo", comentó el manager puertorriqueño Mako Oliveras.

Michael Hernández bateó un jonrón de dos carreras y Bill Pulsipher laboró cinco buenas entradas en la victoria boricua.

Oliveras señaló que los errores en defensa continúan afectando al equipo. Puerto Rico suma ocho en el torneo.

"Tenemos que mejorar a la defensiva", indicó.

Sin embargo, prefirió gozar la victoria que "le da más tranquilidad a la gente". Puerto Rico tiene marca de 1-2.

En broma y en serio, Olivera señaló que un toque de queda que impuso al equipo fue la receta secreta para la victoria.

"Yo les dije que iba a chequear los cuartos, y puede que hoy los vuelva a chequear otra vez", señaló.