(Kathy Willens/AP)

ISLA MARGARITA -- Randy Ruiz tenía una encomienda de los Azulejos de Toronto: perder peso para luchar por un puesto en el roster del equipo de Grandes Ligas.

El inicialista de Puerto Rico en la Serie del Caribe dijo que el manager de los Azulejos, Cito Gaston, le pidió que bajara de peso, y así lo hizo. Aunque no dio la cantidad exacta que ha perdido, es evidente que el toletero está en mejor su condición física en mucho tiempo.

"He estado entrenando y perdiendo mucho peso. Estoy listo, soy más rápido, fuerte y ligero", señaló Ruiz, que remolcó dos carreras el jueves en el triunfo de los Indios de Mayagüez por 5-3 sobre los Naranjeros de Hermosillo mexicanos en la tercera fecha del clásico caribeño.

Ruiz indicó que no sabe si tiene un puesto asegurado en el roster cuando vaya a los campos de entrenamiento.

Señaló, no obstante, que confía en lograrlo y dijo que puede servir como bateador designado, primera base y jardinero izquierdo.

"No sé si voy a jugar todos los días, pero si estoy en la banca estaré listo para cuando me utilicen", dijo. "Espero ganarme un puesto en los campos de entrenamiento. Ellos saben de lo que soy capaz".

Ruiz bateó .320 con 25 jonrones y 106 remolcadas el año pasado con el equipo de Triple-A en Las Vegas, y .310 con 10 cuadrangulares y 17 impulsadas en 33 encuentros en las mayores.