ISLA MARGARITA, Venezuela -- Ramón Santiago tiene una explicación sencilla para el revés de República Dominicana ante Puerto Rico en la Serie del Caribe: si los Leones del Escogido no batean, se les hará difícil coronarse.

El Escogido cayó el viernes por 7-3 ante los Indios de Mayagüez para perder su invicto después de ganar sus tres primeras salidas.

Los dominicanos lograron ocho hits contra los tres pitchers de los Indios, y se fueron de 8-2 con corredores en posición de anotar.

"Tenemos que comenzar a batear", indicó Santiago, quien se fue de 4-0 y dejó a cuatro corredores en base. "No podemos bajar la cabeza, las cosas no nos salieron bien".

"Si no bateamos, no ganamos", agregó.

A pesar de la derrota, República Dominicana sigue como puntero del torneo de cara a su encuentro del sábado contra México.