ISLA MARGARITA, Venezuela -- República Dominicana tenía el champán enfriado y listo para festejar otro título de la Serie del Caribe. No tan rápido, reclamó Puerto Rico.

Los Indios de Mayagüez derrotaron el sábado por 7-1 a los Leones del Caracas venezolanos y pusieron en lista de espera la celebración de los Leones del Escogido, que a primera hora vencieron por 7-2 a México en la penúltima fecha del torneo.

Tras la victoria dominicana sobre los Naranjeros de Hermosillo, los aficionados que acompañaron al equipo festejaron en las gradas como si hubiesen logrado el cetro, a pesar de que el Escogido necesitaba que Venezuela derrotara más tarde a los boricuas.

Eso no sucedió y ahora el clásico se definirá el domingo en la última fecha, o quizás el lunes en un desempate si Puerto Rico supera a México y Venezuela a Dominicana.

El hipotético duelo entre puertorriqueños y dominicanos no tiene hora.

Mario Santiago subirá al montículo el domingo para tratar de mantener en pelea a los Indios contra el mexicano Pablo Ortega. Raúl Valdez abrirá a segunda hora por Dominicana contra el venezolano Ramón Ramírez.

La victoria india llegó de la mano del abridor Brodie Downs, quien no permitió hits hasta la cuarta entrada, y de un par de jonrones de Danny Valencia y Jesús Feliciano.

Downs admitió un inatrapable y una carrera en cuatro episodios, con dos abanicados y tres bases por bolas. Efraín Nieves y Juan Padilla completaron el excelente trabajo monticular.

Nieves (1-0) ganó con dos y dos tercios de entradas de relevo impecable.

Heath Totten (0-1) cargó con el revés al permitir cuatro carreras --dos limpias-- y seis hits.

Por su parte, Fernando Martínez, Kevin Barker y Juan Francisco sacudieron jonrones en la victoria de Dominicana.

Heath Phillips (1-0) abanicó a siete en siete entradas y permitió tres hits y dos carreras, ambas por un bambinazo con hombre en base de Luis García en el primer episodio.

Walter Silva (0-1) cargó con la derrota al permitir seis carreras y ocho inatrapables en cuatro y un tercio de entradas, con cuatro ponches.