(AP)

PORT ST. LUCIE, Florida - Albert Pujols le restó importancia a un informe del fin de semana en el sentido de que el toletero dominicano podría ser cambiado de los Cardenales a los Filis por el primera base Ryan Howard.

ESPN.com había informado que los Filis habían hablado entre ellos sobre la posibilidad de plantearle el canje a San Luis. Ambos equipos han desmentido esa versión.

"Sabes, no es la primera vez", dijo Pujols antes del partido entre los Cardenales y los Mets en la Liga de la Toronja. "Probablemente sea la primera vez que está en las noticias, pero hace dos años alguien me dijo que iba a ser cambiado a los Cachorros. Dije yo, 'pfft'. La gente siempre trata de especular y de inventar un rumor para poder decir, 'Fui el primero (en informarlo)'."

De hecho, existe la posibilidad de que ni siquiera fuera posible que Pujols sea cambiado a Filadelfia. Su contrato actual, que vence luego de esta temporada con una opción del club para el 2011, tiene una cláusula limitada de no cambio. Cada otoño, el quisqueyano ofrece una lista de equipos a los que puede ser canjeado, y el lunes puso a los Marlins, Astros y los dos conjuntos de Los Angeles como destinos que aceptaría. No aclaró si los Filis están en la lista o no.

El informe del fin de semana fue el de más titulares, pero seguramente no será el último. Pujols ha dicho que no negociará una extensión de contrato una vez que comience la temporada regular, y reiteró esa posición el lunes. Mientras tanto, para el final del 2010, el toletero tendrá la condición de veterano de 10 años en Grandes Ligas y con cinco años en equipo actual, lo cual le daría plenos derechos para rechazar cualquier canje.

Entonces, si no hay un cambio antes del Día Inaugural, incrementará sobremanera el poder de Pujols. Y como siempre, el tres veces JMV de la Liga Nacional dijo que le irrita hablar del tema de su contrato una y otra vez.

"Llega a un punto de volverte loco", dijo Pujols. "Si fuera (periodista), estaría bien escribir sobre eso, pero no me preguntes. Ya te he dicho lo que te dije antes, y si vienes con lo mismo todos los días, llega al punto de volverme loco. Creo que la gente tiene que respetar eso."

De cualquier forma, Pujols dejó abierta la posibilidad de que una extensión pudiera negociarse antes del Día Inaugural. No dijo que fuera probable, pero que tampoco dijo que está descartado.

"Cuando empiezas a hablar, solamente toma unas 24 horas para llegar a un acuerdo", dijo el dominicano. "Entonces, no creo que requiera de un mes o dos meses o un año. Cuando empiezas a hablar, toma dos o tres días para lograr algo. Entonces, si ellos están complacidos con lo que me han ofrecido y yo estoy complacido con la oferta, podemos hacerlo. Pero no quiero hablar de eso."

El tema del contrato claramente molestó más a Pujols que el "rumor" de cambio. Dijo que ni siquiera tomó la molestia de llamar al respecto al gerente general de los Cardenales, John Mozeliak.

"Siempre les digo a ustedes (los medios), ese no es lo que hago", dijo Pujols. "Eso le toca a la organización. Lo único de que me preocupo es lo que hay en el clubhouse. No le pongo atención a eso."