(AP)

ST. PETERSBURG -- Francisco Cervelli se estremeció cuando un lanzamiento de CC Sabathia hizo contacto con el bate de Kelly Shoppach en la octava entrada del segundo partido de la serie entre los Yankees y Tampa Bay. El joven receptor venezolano sabía que el impacto probablemente propulsaría la bola al jardín izquierdo y resultaría en un imparable.

En ese momento, Cervelli sintió un poco de decepción al ver que el as de los Yankees no lanzaría un partido sin hit esa tarde, pero el novato de 24 años de edad estaba feliz de haber trabajado tan bien con el zurdo durante 7 2/3 entradas en una victoria de los Mulos por marcador de 10-0.

"Creo que lo mejor que le puede pasar a un receptor es tratar de lograr un partido sin hit", dijo Cervelli. "Hoy estuvo bien cerca. Me alegro por CC. Simplemente tratamos de hacer los lanzamientos correctos. Creo que todo lo que hizo estuvo perfecto".

Cervelli ansiaba jugar en un partido tras no participar en los primeros cuatro compromisos de la temporada regular.

"Creo que hubiera tenido que calmarlo más a él que a CC", dijo el manager de los Yankees, Joe Girardi. "Estaba bien entusiasmado, lo cual fue muy bueno. Creo que le da mucha confianza a un receptor joven".

Sabathia dijo que su personalidad bulliciosa no evitó que sus compañeros le hablaran durante las últimas entradas del juego y entre esos jugadores se encuentra Cervelli, a quien no le dio pena acercársele al zurdo durante el partido.

"Siempre tenemos planes", dijo Cervelli. "Hablamos mucho entre innings sobre lo que quiere él y lo que quiero yo para cada bateador. Es algo positivo para mí".