MINNEAPOLIS - El juego sin hit ni carrera de Roy Halladay en el Juego 1 entre Filadelfia y Cincinnati resonó por todo el mundo del béisbol, incluyendo el Target Field de aquí.

Mientras los Yankees terminaban sus prácticas de bateo, se les veía observando con ojos grandes en la pantalla grande del estadio el último inning de la hazaña de Halladay.

"Es increíble", dijo el coach de la banca de los Yankees, el dominicano Tony Peña. "Su primer juego de postseason y si tira un no-hitter. Si alguien puede hacerlo, él es uno de esos lanzadores."

Peña, un ex cátcher de Grandes Ligas, podía imaginarse lo que sentía el receptor panameño Carlos Ruiz, quien estuvo detrás del plato para el sin hit de Halladay.

"Cuando llamas un juego y logras esa hazaña, ya tú sabes, es tremenda hazaña."

Un cátcher de otra generación, el venezolano Francisco Cervelli, valoró mucho lo realizado por el cátcher istmeño de Filadelfia.

"Las cosas que hace, cómo llama el juego, la defensa. La verdad es que lo admiro mucho", expresó el oriundo de Valencia. "Se lo merece por el trabajo que hace todos los días. Ha trabajado mucho para llegar adonde ha llegado."