MINNEAPOLIS - Tal como lo pronosticaron los jugadores de los Yankees, ha vuelto el Mariano Rivera de siempre.

El cerrador panameño amarró por completo a los Mellizos en un inning y un tercio en blanco, permitiendo un hit-un batazo de Delmon Young que parecía que había atrapado Greg Colson-para salvar la victoria de los Yankees en el Juego 1 de su Serie Divisional de la Liga Americana contra los Mellizos.

"Todo está bien", dijo Rivera al preguntársele si está totalmente recuperado de una mala racha en septiembre, cuando malogró tres oportunidades de salvamento en un lapso de cinco partidos. "Siento que tuve buen comando de mis pitcheos y que los pude tirar donde quería."

Como ha hecho tantas veces en su ilustre carrera, Rivera entró al partido en el octavo inning con los Yankees en peligro de ser alcanzados por la oposición. Con corredores en segunda y tercera, dos outs en el partido 6-4 a favor de Nueva York, el istmeño sacó a Denard Span para ponerle fin a la entrada, antes de borrar a Minnesota en el noveno, repartiendo bates rotos por todos lados.

Ahora Rivera lleva 40 juegos salvados de por vida en postemporada, por muchísimo la mayor cantidad en la historia. En el segundo lugar se encuentra Brad Lidge de los Filis, con 16. También tiene efectividad de 0.74 en un total de 133.1 entradas en playoffs/Serie Mundial, también la mejor de todos los tiempos.

"Mariano se vio bien hoy, va a estar bien", dijo el receptor boricua de los Yankees, Jorge Posada. "Cuando Mariano está en sus buenas, hace eso de romper muchos bates."

Entonces, parece que Rivera ha resuelto los problemas de su mecánica que en los que trabajó en septiembre, después de sus malas salidas en dicho mes.

"¿Qué crees tú?", le dijo a este reportero, respondiendo la pregunta sobre el particular. "El comando estuvo mejor, todo fue mejor y el resultado fue mejor."

Cuando se trata del resultado, fue el mismo de siempre para Rivera contra los Mellizos en playoffs. Increíblemente, de por vida ante Minnesota en postemporada, el panameño nunca ha permitido ni una sola carrera en 14.2 innings, con cuatro juegos salvados.

"No me mantengo al tanto de eso", dijo Rivera al respecto. "Vine a hacer mi trabajo y pude hacerlo. Ganamos, eso es lo más importante."

Los Yankees, que nunca le perdieron la confianza al derecho de 40 años, reiteraron su fe en el taponero después del Juego 1.

"Nunca se ha ido 'El General'", expresó enfáticamente el segunda base dominicano de los Mulos, Robinson Canó. "Siempre ha estado ahí, nunca se ha ido. Él está bien, siempre está bien."

"Se vio bien", dijo el jardinero de Nueva York, Nick Swisher. Necesitábamos que sacara los outs e hizo eso mismo. En una situación crucial nos sacó de aprietos (en el octavo) y en el noveno sacó tres, como siempre lo ha hecho."

Ahora con una victoria importante en la ruta, Rivera y los Yankees buscan seguir por el sendero positivo.

"Playoffs, eso lo es todo", dijo Rivera. "La oportunidad de jugar en los playoffs, de lanzar en los playoffs, ahí está la diferencia. Tengo que seguir haciendo lo que estoy haciendo."