(AP)

NUEVA YORK -- Don Larsen se puso a ver las noticias la noche del miércoles cuando algo le llamó la atención: tenía un nuevo compañero dentro de un grupo muy exclusivo.

Larsen felicitó el jueves a Roy Halladay tras convertirse en el segundo lanzador en la historia en tirar un juego sin hits en la postemporada.


Entrevistado por el canal de televisión de las Grandes Ligas, Larsen señaló que si pudiese hablar con el derecho de los Filis, le felicitaría por su "buena proeza".

"Trabajamos muy duro para conseguir estas cosas, y estas cosas se dan cuando menos se espera", añadió.

Halladay logró su segundo juego sin hits de la campaña en el triunfo 4-0 sobre los Rojos de Cincinnati en la apertura de los playoffs de la Liga Nacional. Ya había lanzado un juego perfecto en Florida el 29 de mayo.

Larsen tiró un juego perfecto para los Yanquis de Nueva York en la Serie Mundial de 1956 frente a los Dodgers de Brooklyn.

"Me sentí estupendo. Ese fue un día muy bonito en una Serie Mundial", dijo Larsen sobre su actuación más memorable. "Todo funcionó. Nunca había lanzado con tanto control como ese día, y esa fue la clave".

Larsen, quien cumplió 71 años en agosto, y Halladay tienen datos idénticos en sus joyas. Larsen ponchó a siete en la victoria 2-0 en el quinto juego, mientras que Halladay ponchó a ocho y dio un boleto ante Cincinnati.

El aniversario 54 de la obra maestra de Larsen será este viernes.

"En nuestra época disputábamos muchas series contra otros clubes y eso te ayudaba mucho", dijo Larsen. "El receptor te ayuda porque conoce a los bateadores, saben cómo se paran. Creo que el catcher es tu principal aliado".