MINNEAPOLIS -- Después del Juego 1 de la Serie Divisional de los Mellizos contra los Yankees, el equipo de Minnesota aún pretende llegar lejos en esta postemporada. Y con esa meta, también quiere volver a darle la bola al dominicano Nelson Liriano.


"Como dicen, es bueno salir del primero sacudirse los nervios de encima", le dijo a LasMayores.com el coach de pitcheo de los Mellizos, Rick Anderson, refiriéndose a la presentación de Liriano en el primer choque de Minnesota ante los Mulos aquí. "Mantuvo la calma durante la mayoría de su salida, se apresuró un poco en el sexto inning, pero aparte de eso creo que estuvo bien."

Llamó la atención la apertura de Liriano en el sentido de que parecía dos pitchers diferentes en una misma apertura: uno del inning 1 al 5, y otro en el sexto episodio. En las primeras cinco entradas, Liriano dominó por completo al poderoso equipo de Nueva York, blanqueando a los Mulos y retirando a 10 al hilo en un momento determinado.

Pero la fatídica sexta entrada hundió al zurdo, con una reacción de cuatro carreras de los Yankees.

El saldo para el oriundo de San Cristóbal en su primera apertura en postemporada fue de 5.2 entradas lanzadas, seis hits y cuatro carreras limpias. Salió sin decisión en la derrota por 6-4 de Minnesota. "Estaba cayendo por debajo en el conteo y fallando en mi localización", dijo Liriano sobre el sexto episodio. "Cuando caes por debajo en el conteo, terminas dándoles lo que quieren."

El manager de Minnesota, Ron Gardenhire, vio exactamente lo mismo.

"Dejó la bola alta y ellos no fallaron", dijo el piloto. "Simple y llanamente chocó con un inning difícil y no pudo salir de eso."

Precisamente el "inning grande" es lo que enfatiza Anderson a la hora de hablar de lo que tendría que evitar Liriano, algo que ha sido un talón de Aquiles para el quisqueyano en el 2010.

"Se lo he dicho el año entero", dijo el instructor. "Le digo que se desacelere, que desacelere la mente y que se mantenga en control para hacer sus pitcheos. Que se mantenga dentro de sí mismo y que lance."

Gardenhire ya confirmó una rotación de cuatro lanzadores para esta serie. Carl Pavano abrió el segundo choque, y será seguido por Brian Duensing y Nick Blackburn. Entonces, un potencial Juego 5 sería la próxima oportunidad para una reivindicación de Liriano...si es que de ser necesario Gardenhire no optara por volver con Pavano-con sus cuatro días de descanso--en un quinto choque.