(Charlie Neibergall/AP)

MINNEAPOLIS -- El manager de los Mellizos de Minnesota no tuvo suerte contra los Yanquis de Nueva York en el terreno de juego, ni contra Hunter Wendelstedt detrás del plato.


La larga serie de fricciones del piloto Ron Gardenhire con Wendelstedt se avivó en un momento inoportuno para los Mellizos, y resultó en una expulsión en el séptimo inning de lo que fue una derrota de 5-2 en el segundo partido de la serie divisional en la Liga Americana, que deja a Minnesota al borde de la eliminación.

Minnesota ha perdido hasta ahora 11 partidos consecutivos en playoffs. Ocho de las derrotas fueron contra los Yankees.

Esta es al menos la cuarta ocasión en que Wendelstedt echa a Gardenhire durante su carrera como manager, pero Gardenhire insistió en que no existe animosidad entre ambos.

"Hunter y yo, no tiene nada que ver con eso", afirmó Gardenhire. "Aclaramos ese asunto (y dejamos) todo lo demás detrás. Nos llevamos bien, muy bien".

Carl Pavano parecía tener ponchado al emergente Lance Berkman de los Yanquis en la séptima, pero Wendelstedt cantó bola un lanzamiento. Al siguiente, Berkman pegó un doble que puso adelante a Nueva York por 3-2.

Gardenhire fue a visitar a Pavano en la lomita y permaneció ahí mucho tiempo, lo que hizo a Wendelstedt dejar el plato y pedir al piloto que se apresurara. Gardenhire le gritó a Wendelstedt cuando regresaba a la caseta y fue expulsado en seguida.

Wendelstedt no estuvo disponible después del partido para hacer declaraciones, y el jefe de los umpires, Jerry Crawford, fue muy parco cuando se le preguntó si hubo algo personal.

"Nada", respondió Crawford.

Gardenhire insistió en que sólo intentó proteger a Pavano y tranquilizarlo, y por eso alejó a Wendelstedt del montículo.

"Salí para tener la seguridad de que mis chicos estuvieran claros sobre lo que íbamos a hacer y exponer mi versión", aseguró Gardenhire. "Creí que la bola fue strike, él no lo cantó strike y quise que lo supiera".

Sin embargo, Pavano le restó importancia al incidente.

"Tuve la oportunidad de hacer otro lanzamiento después de ése y él envió la pelota hasta el muro", dijo Pavano. "Eso fue lo que me hizo perder el partido".