(AP)

NUEVA YORK - Con una ventaja de 2-0 sobre Minnesota en su serie de primera ronda, los Yankees tienen la historia de su lado. Pero faltándole una victoria para avanzar a la Serie de Campeonato de la Liga Americana, Nueva York no quiere confiarse mucho.

"Cuando dejas que un equipo vuelva a meterse en la pelea, siempre hay la posibilidad de que te alcance", dijo el jardinero de los Mulos, Curtis Granderson, quien lleva 8-4 con tres empujadas en esta Serie Divisional. "Queremos eliminarlos ya."


Los números no favorecen a los Mellizos, que han perdido ocho partidos consecutivos ante los Yankees en postemporada desde el 2004. Es más, Minnesota ha caído en 11 juegos seguidos en playoffs en sentido general, y contra los Yankees llevan marca de 2-11 en cuatro series de playoffs desde el 2003.v "No es nada divertido", dijo el manager de los Mellizos, Ron Gardenhire. "Tenemos la ventaja en la mayoría de los partidos, pero no hemos podido terminar el trabajo. Tenemos que buscar la forma de hacerlo."

El viejo refrán, "del dicho al hecho hay mucho trecho" parece aplicarse perfectamente en el caso de Gardenhire, Minnesota y su esfuerzo por ganarles a los Yankees en playoffs.

Pero al ser cuestionado si su equipo cree que puede derrotar a los Yankees después del Juego 2, Gardenhire se molestó y defendió el carácter de sus pupilos.

"Es triste que hagas esa pregunta", dijo el piloto. "Estás cuestionando eso en un equipo de Grandes Ligas. Tenemos mucho corazón."

Del lado de los Yankees, nadie presume de nada en esta serie, y como dice otro refrán, no hay nada escrito en el béisbol.

"Tenemos que ganar un partido más y sabemos que este equipo (de los Mellizos) es peligroso. No va a ser más fácil porque estemos en casa.", manifestó Phil Hughes, quien abrirá el Juego 3 en el Bronx por los Mulos contra el zurdo Brian Duensing, de los Mellizos. "No va a ser más fácil porque estemos en casa."

En la historia de series del mejor de cinco, solamente siete de 61 equipos que han caído por debajo 0-2 han reaccionado para ganar tres al hilo. Definitivamente, los Yankees no quieren ser la octava víctima en ese sentido.

"Estamos arriba 2-0 y nos sentimos bien con eso", dijo el jardinero de Nueva York, Nick Swisher. "Pero nos falta mucho trabajo por hacer."

El manager Joe Girardi, que ha estado en este tipo de situaciones más de una vez como jugador y como manager, asume una filosofía expresada con mucha frecuencia a través de los años.

"Uno lo ve un juego a la vez", expresó el capataz. "No ves lo que hiciste el día antes ni hace dos días. Lo importante es salir a jugar un buen béisbol. Tenemos que lanzar, tenemos que jugar defensa y necesitamos un bateo oportuno. Lo veo como un partido. Hay que salir y tratar de ganar el sábado."

¿Y qué del dominio de los Yankees sobre los Mellizos en octubre en los últimos años?

"No tengo la menor idea", dijo el primera base de Nueva York, Mark Teixeira. "Parece que todos los juegos son reñidos, nada de 10-0. Hemos luchado, hemos dado los hits importantes y nuestros lanzadores han dado la cara."

Girardi ha visto lo mismo en los choques con Minnesota. "He hablado de nuestras series con los Mellizos de los últimos dos años, y parece que cada partido puede ser para cualquiera", dijo. "Ellos tienen muy buen club y entendemos eso."