Esta es una Serie Mundial un tanto distinta. Dos equipos que vienen de tener temporadas perdedoras en 2008. Dos equipos que ocuparon el sótano de su división en 2007.

Una sola meta: El codiciado Trofeo del Comisionado, el premio que le espera al ganador de un Clásico de Otoño que sin haber comenzado ya es una sorpresa.

Los protagonistas: Dos clubes que no eran favoritos y que eliminaron a dos equipos "grandes" que según los pronósticos pasarían por encima de ellos fácilmente.

Se trata de los campeones de la Liga Nacional, Gigantes de San Francisco, en contra de los reyes de la Liga Americana, Rangers de Texas, en la 106ta Serie Mundial, la cual arranca este miércoles por la noche con el Juego 1 en el AT&T Park, comenzando a las 7:30 p.m. (Hora del Este).


Los fanáticos del béisbol a menudo especulan con las novedades, pero esta Serie Mundial llega con dos aspectos a destacar: Será la primera que arranque en un estadio de la Liga Nacional desde el 2001, cortesía de la heroica victoria del Viejo Circuito en el pasado Juego de Estrellas; y que el Trofeo del Comisionado llevará el nombre de un equipo que no aparecía desde hace 56 años.

La última vez que los Gigantes fueron campeones de una Serie Mundial fue en 1954, en Nueva York. Los Rangers, por su parte, nunca han estado en un Clásico de Otoño, desde que nacieron en 1961 como la segunda generación de los Senadores de Washington.

Fecha oficial de nacimiento de los Rangers: 26 de octubre de 1960, cuando el establecimiento de la Liga Americana aprobó formalmente a la franquicia de expansión.

La fecha para abrir la Serie Mundial: 27 de octubre. Feliz Aniversario de Oro, Texas.

Celebrarlo en el AT&T Park será todo un reto. En toda su historia, los Rangers tienen marca de 0-9 ahí, víctimas de series por barrida en 2000, 2006 y 2009 - una gran parte de la historia de Juegos Interliga entre ambas escuadras, que los Gigantes lideran con récord general de 15-7.

Cada uno de los dos equipos despacho al ex campeón de su liga en seis juegos durante la Serie de Campeonato - los Gigantes eliminaron a los Filis, los Rangers sacaron de la contienda a los Yankees.

Y ahora se convierten en rivales, mientras que los fanáticos del béisbol pondrán su atención en dos equipos frescos, nuevas caras que protagonizaran este gran evento.

Los Rangers cuentan con solamente dos jugadores con experiencia previa de Serie Mundial. Cliff Lee lanzó en el Clásico de Otoño del año pasado para el equipo a quienes los Gigantes dejaron fuera. El receptor boricua, Bengie Molina, jugara su segundo Clásico en contra de los Gigantes, a quienes ayudó a eliminar en siete juegos mientras jugaba para los Angelinos en 2002.

Lee se ha convertido en una figura clave en la Serie Mundial, siempre llevándose los titulares. Con un equipo diferente, una liga diferente -siempre el abridor del Juego 1. El talentoso zurdo subirá a la lomita este miércoles por Texas, un año después de hacer lo mismo para los Filis.

La experiencia de Serie Mundial para los Gigantes es un poco más amplia: El colombiano Edgar Rentería se convirtió en el héroe del Clásico de Otoño para los Marlins hace 13 años y repitió con los Cardenales en 2004; Aaron Rowand y el dominicano Juan Uribe eran compañeros en aquel equipo campeón de los Medias Blancas en 2005; Javier López (Medias Rojas) y Jeremy Affeldt (Rockies) se enfrentaron uno al otro en el 2007; y Pat Burrell obtuvo el anillo con los campeones Filis en 2008. Ambos comparten experiencia en Serie Mundial, pero aparte de eso son dos equipos de contraste.

Crecidos después de haber eliminado a los Yankees, la mejor ofensiva del béisbol en la Liga Americana, los Rangers traen consigo una poderosa artillería capaz de atormentar a cualquier pitcheo. El equipo de Arlington anotó 787 carreras en la temporada regular y le hicieron 38 a los Mulos, con Josh Hamilton y el dominicano Vladimir Guerrero siendo las armas principales en el corazón del lineup.

A la inversa, los Gigantes llegaron a esta instancia gracias a su pitcheo. Su triunfo por 6-5 en el Juego 4 de la SCLN fue la única vez que anotaron más de cuatro veces desde el 25 de septiembre. Aun así durante ese periodo el equipo de la Bahía obtuvo 12 victorias, entonces no se necesita anotar muchas veces cuando Tim Lincecum está en la loma-el derecho enfrentará a Lee y compañía en el Juego 1.

Los Gigantes fueron liderados por los 26 jonrones y 86 carreras producidas de Aubrey Huff, convirtiéndolos en el primer equipo desde los Rojos en 1990 en avanzar a la Serie Mundial sin contar con un toletero con 30 cuadrangulares y 90 remolques. Los Rojos barrieron esa serie en contra de los campeones defensores A's.

Sin duda este será un gran espectáculo para los amantes del béisbol. Los relevistas de la barba crecida por san Francisco- Brian Wilson y Sergio Romo- están muy cerca de ser el "ZZ Top" de los Gigantes en contra de "La Garra" o "La Cornamenta" de los Rangers.

Esta serie será para el recuerdo.

"Tengo muchos amigos y gente que aprecio mucho en ese equipo", dijo Molina. "Somos como hermanos".

Ellos todavía están ahí. Pero comenzando a las 7:30 p.m. el miércoles, ellos serán como Caín y Abel.