Los dominicanos José Bautista y Vladimir Guerrero ganaron el jueves el Bate de Plata en la Liga Americana, mientras que el venezolano Carlos González se llevó uno de los galardones en la Nacional y continuó cosechando los frutos de una temporada de ensueño.

El Bate de Plata premia al mejor toletero en cada posición y en cada una de las ligas.

Bautista, jardinero derecho de los Azulejos de Toronto, encabezó las Grandes Ligas con 54 jonrones y estableció un récord de la franquicia, en una de las campañas de mejor bateo en la historia del club.

El toletero de 30 años encabezó también las mayores con 92 extrabases y empató el primer puesto con 351 bases totales.

Bautista fue segundo de la Americana con 100 bases por bolas, tercero con 125 impulsadas, tuvo un slugging de .617, bateó para .260 y logró un promedio de .378 con compañeros en las bases.

Es el 22do jugador de los Azulejos que gana el Bate de Plata. El intermedista Aaron Hill y el bateador designado Adam Lind lo lograron el año pasado.

Los ganadores son elegidos por los managers y coaches de las Grandes Ligas.

Había curiosidad por ver si Guerrero se llevaba el premio. El dominicano fungió como bateador designado de los Rangers de Texas, y los ayudó a llegar por primera vez a la Serie Mundial.

Fue el octavo Bate de Plata conquistado por Guerrero en su carrera, pero la primera vez que lo consigue desde que dejó los jardines para ser el designado.

Guerrero se unió a Josh Hamilton, su compañero de Texas, quien ganó su segundo Bate de Plata como jardinero.

González, guardabosques de los Rockies de Colorado, conquistó el Bate de Plata un día después de ganar también el Guante de Oro. Fue una hazaña del venezolano el ser reconocido a la ofensiva y a la defensiva en su primera temporada completa como titular. Su compañero, el campocorto Troy Tulowitzki, también acaparó ambos premios.

El mexicano Yovani Gallardo, de los Cerveceros de Milwaukee, se llevó su primer Bate de Plata. El lanzador conectó cuatro jonrones, la mayor cantidad entre los serpentineros de la Liga Nacional.

En tanto, el campocorto cubano Alexei Ramírez, de los Medias Blancas, también se llevó el premio.

El dominicano Albert Pujols se embolsó su cuarto Bate de Plata como primera base y el sexto en su carrera. El toletero de los Cardenales de San Luis, fue líder de la Nacional en jonrones, y tuvo el segundo mejor promedio, después de Joey Votto, de Cincinnati.

Pujols igualó el récord de Todd Helton, de Colorado, como el inicialista que más veces ha conseguido este premio. Sus primeros dos galardones los consiguió como antesalista y jardinero.

También el venezolano Miguel Cabrera se puede ahora ostentar como ganador del Bate de Plata en tres posiciones distintas. El actual primera base de los Tigres de Detroit consiguió antes el reconocimiento como antesalista y jardinero de los Marlins de Florida.

Otros latinoamericanos que consiguieron el premio fueron el dominicano Robinson Canó, intermedista de los Yanquis de Nueva York, y su compatriota Adrián Beltré, de los Medias Rojas de Boston.

La lista se completa en la Nacional con Brian McCann, receptor de Atlanta; Dan Uggla, intermedista de los Marlins; Ryan Zimmerman, antesalista de Washington; Ryan Braun, jardinero de los Cerveceros, y Matt Holliday, guardabosques de los Cardenales.

En la Americana fueron premiados también Joe Mauer, catcher de Minnesota; Carl Crawford, jardinero de Tampa Bay, y Josh Hamilton, guardabosques de los Rangers.