(Getty)

NUEVA YORK -- En una temporada en la que lanzó un juego perfecto, Roy Halladay se convirtió el martes en el quinto pitcher en la historia en ganar el premio Cy Young en ambas ligas.

El derecho de los Filis de Filadelfia arrasó en la votación de la Asociación de Redactores de Béisbol de Norteamérica (BBWAA), el 13ro que se lleva el premio de la Liga Nacional en forma unánime.

"Esto es sumamente especial considerando la clase de competencia que tenía, tantos buenos lanzadores con excelentes temporadas", dijo Halladay en una teleconferencia. "Esto tiene un enorme significado".

Recibió la noticia de vacaciones en México y relató que recién acababa de jugar golf con varios colegas, entre ellos el ex Cy Young Chris Carpenter.

Halladay, de 33 años, registró marca de 21-10 con 2.44 de efectividad en 33 aperturas.

Fue el líder de la liga en victorias, innings lanzados (250 y dos tercios), juegos completos (9) y blanqueadas (4). Fue segundo en ponches (219).

De todas esas estadísticas, Halladay indicó que la de innings lanzados es la que más valora. "Lo que un pitcher busca es poder lanzar la mayor cantidad de entradas posibles y con consistencia", declaró. "Eso es lo que me hace estar más orgulloso, es una estadística en la que tú tienes el control".

A esta temporada se le tildó como el "Año del Pitcher" y por eso es llamativo que Halladay salió primero en todas las 32 papeletas de dos redactores por cada ciudad para anotarse el puntaje perfecto de 224.

Sus escoltas fueron Adam Wainwright de San Luis con 122 puntos y el dominicano Ubaldo Jiménez de Colorado con 90.

La votación se realizó con una tabulación que repartió siete puntos para el primer lugar, cuatro para el segundo, tres para el tercero, dos para el cuarto y uno para quinto.

Este fue el primer año en el que los votantes pudieron seleccionar cinco lanzadores en vez de los tradicionales tres.

Cuando promediaba la temporada, Jiménez era el fijo para llevarse el premio. También había lanzado un partido sin hits y le tocó abrir el Juego de Estrellas con marca de 15-1, pero flaqueó después al terminar con foja de 19-8 y 2.88 de efectividad.

Wainwright (20-11, 2.42) recibió 28 menciones a segundo y Jiménez obtuvo las otras cuatro.

"La verdad sorprende", insistió Halladay al referirse a la votación unánime. "Se podían plantear argumentos a favor de cuatro o cinco lanzadores". Es el segundo Cy Young que Halladay consigue en su carrera, luego de atrapar uno en la Liga Americana con los Azulejos de Toronto en 2003.

Sólo necesitó una campaña en la Nacional para salir consagrado en ambos circuitos, uniéndose a un quinteto que conforman Pedro Martínez, Roger Clemens, Randy Johnson y Gaylord Perry.

Halladay hizo la transición de la Americana a la Nacional, adaptándose a un circuito donde comentó que se juega con "más estrategia".

"Como pitcher debes estar más atento a las situaciones, donde batea el pitcher en el lineup, en la Nacional hay más estrategia. En la Americana no hay tanto toque o se trata de mover corredores".

Halladay, a quien le apodan "Doc", también es el 16to lanzador que recibe el premio en más de una ocasión.

"Toda la temporada fue un sueño hecho realidad", manifestó Halladay.

Su obra maestra fue el 29 de mayo cuando en Miami lanzó un juego perfecto en la victoria 1-0 sobre los Marlins de la Florida. Además, en su debut de postemporada, tiró un juego sin hits en el primer partido de la serie de división de los playoffs contra Cincinnati. Pero el voto se hace antes de la postemporada.

A Halladay no le fue tan bien en la serie de campeonato de la Liga Nacional, dividiendo honores con Tim Lincecum, el derecho de San Francisco que ganó los dos Cy Young previos. Los Gigantes ganaron el banderín y al final se coronaron campeones de la Serie Mundial.

Halladay, Wainwright y Jiménez fueron los únicos lanzadores mencionados en todas las papeletas.

Tim Hudson (17-9, 2.83) de Atlanta y Josh Johnson (campeón de efectividad con 2.30) de Florida completaron los cinco primeros.

Halladay le dio a Filadelfia su séptimo Cy Young, cuatro de Steve Carlton y uno por cabeza de John Denny y Steve Bedrosian.

El último ganador unánime en la Nacional fue Jake Peavy de San Diego en 2007. El venezolano Johan Santana, con Minnesota en 2006, fue el último en hacerlo en la Americana.