(Jeff Zelevansky/MLB.com)

Roberto Alomar se ha unido a la clase élite del béisbol, al ser elegido al Salón de la Fama.

Es un honor aun más especial cuando se toma en cuenta de dónde viene el ex segunda base.

Antes de convertirse en uno de los mejores intermedistas de la historia, Alomar desarrolló sus habilidades como adolescente en su natal Puerto Rico. Ahora es uno de tres boricuas inmortalizados en Cooperstown, siendo los otros dos Orlando "Peruchín" Cepeda y Roberto Clemente.

"Es increíble que esta isla cuente con tres Salón de la Fama, y faltan más", le dijo Cepeda a MLB.com desde San Juan. "Como puertorriqueño, me siento muy orgulloso, porque es una isla tan pequeña que ha producido tantos grandes peloteros. Eso es un honor como puertorriqueño. Me siento muy orgulloso."

Cepeda siempre fue gran amigo del padre de Alomar, Santos padre, y conoce a Roberto desde que él y su hermano Santos hijo eran niños en Salinas. El domingo tienen prevista una cena en Puerto Rico.

Pero antes de eso, habrá más celebraciones en la isla.

"A las 3 (el miércoles), todo se detuvo aquí para que se escuchara el anuncio", dijo desde Puerto Rico el coach de la banca de los Medias Blancas, el boricua Joey Cora. "Es especial. Es especial para los puertorriqueños. Nos dio mucho orgullo, no sólo hoy. Robbie Alomar siempre nos ha dado orgullo con la forma en que se manejó. Hizo que todos los boricuas fueran orgullosos de ser puertorriqueños."

Unas 300 personas llenaron el Museo del Deporte de Puerto Rico en Guaynabo, con pantalla gigante, para ver el anuncio por TV en MLB Network. Allí estuvo el actual manager de los Marlins, el boricua Edwin Rodríguez, quien estuvo en el sistema de los Padres cuando estuvo subiendo Alomar en los años 80. También dijeron presente luminarios como el cubano Tany Pérez y los boricuas Eduardo Figueroa y José "Cheo" Cruz.

Media hora después del anuncio, en medio de las celebraciones, Rodríguez y varios otros hablaron con Alomar vía teleconferencia.

"Significa mucho porque los de ahora no tuvieron la oportunidad de ver a Roberto Clemente o quizás tampoco a Orlando Cepeda", dijo Rodríguez. "Pero mucho sí vieron jugar a Robbie Alomar. Ahora sienten que pueden estar conscientes de quién era y por qué merecía ser un Salón de la Fama."

Para Cora no hay "ninguna duda, para nada" que Alomar pertenece a la misma clase que Clemente y Cepada. Y es fácil ver el porqué.

En su carrera de 17 años, Alomar ganó 10 Guantes de Oro, la mayor cantidad en la historia para un segunda base. Se llevó cuatro Bates de Plata, empatado en el segundo lugar de su posición. Conectó 2,724 hits, bateó .300 de por vida, además de .313 en 58 juegos de postemporada, y ganó dos anillos de campeón.

Alomar tenía las manos de un mago, la velocidad de una gacela y un bate comparable con algunos de los mejores jugadores ofensivos de la historia.

"Nadie jugó su posición mejor", dijo sobre Alomar su compatriota el jardinero de los Mets, Carlos Beltrán. "Como oriundo de Puerto Rico, también es un honor para mi país que un jugador tan distinguido vaya a estar en el Salón de la Fama."

El hermano de Roberto, Sandy Jr., también habló sobre los talentos del nuevo inmortal.

"Lo hacía todo y lo hacía todo bien", dijo Sandy, ahora coach de primera de los Indios. "Es posible que no haya sido el mejor en una sola cosa, pero estuvo por encima del promedio en todo lo que hacía en el terreno."

En la boleta del 2010-11 de la Asociación de Cronistas de Béisbol de Estados Unidos, también estuvieron presentes los boricuas Juan "Igor" González (5.2% de los votos), Benito Santiago (un voto) y Carlos Baerga (cero votos). El también boricua y nacido en Nueva York, Edgar Martínez, recibió el 32.9% del voto.

"Para el pueblo de Puerto Rico significa mucho esto", dijo Alomar a MLB Network. "Significa mucho para mí, para mi familia. Y como siempre digo, cuando me ponía el uniforme, me sentía orgulloso de jugar por los Azulejos de Toronto, por los diferentes equipos en los que jugué aquí en Estados Unidos. Pero siempre tuve orgullo de ser puertorriqueño y de hacer todo por Puerto Rico. Espero que el pueblo Puerto Rico sienta lo mismo que yo. Sé que están emocionados con esto."

Es poco decir.

"Nos volvimos locos", expresó Rodríguez. "Esto es grande para todo puertorriqueño", agregó Cepeda. "Ahora mismo todo el mundo está celebrando la noticia. La isla entera está orgullosa de Roberto Alomar."