(lvbp.com)

MARACAY, Venezuela -- Los Tigres de Aragua bombardearon a los Caribes de Anzoátegui con 14 hits para blanquearlos 16-0 en el cuarto juego de la final del béisbol venezolano.

El campocorto Tyler Greene y el jardinero derecho Alex Romero comandaron el davastador ataque de los Tigres, que igualaron la serie a dos victorias.

Greene abrió el encuentro con doble impulsor de tres carreras en el segundo inning, en el que los Tigres fabricaron ocho anotaciones. Romero coronó ese episodio con su primer hit de la serie, un cuadrangular remolcador de dos rayitas.

Tanto Greene como Romero terminaron el encuentro con tres carreras impulsadas. A ellos se les unió Hernán Iribarren, Luis Maza y José Gregorio Martínez, quienes fletaron dos anotaciones cada uno.

La tórrida producción ofensiva de los Tigres, que lograron su victoria más holgada en un encuentro de final, respaldó una estupenda actuación del abridor del equipo, Rosman García.

El iniciador trabajó por espacio de seis entradas, en las que sólo aceptó tres hits, ponchó a tres hombres y dio una base por bolas. Fue la apertura más larga de un abridor en esta serie. García (1-0) además se llevó la victoria.

El trabajo del pitcher derecho fue completado por Yorman Bazardo, Carlos Vásquez y Eduardo Sánchez. Entre ellos sólo permitieron un incogible.

La derrota fue para el abridor de los Caribes, Eduardo Figueroa (1-1), al aceptar cuatro hits y seis carreras en una entrada y un tercio de labor.