(AP)

MAYAGÜEZ, Puerto Rico - Los Yaquis de Obregón están rindiéndole honor a su nombre como equipo aguerrido en esta Serie del Caribe. Y quienes están pagando el mayor precio hasta ahora son los Toros del Este.

El sábado en el séptimo choque del Clásico Caribeño, la representación mexicana remontó una desventaja de 1-3 en el octavo inning para empatar el partido, y en la primera parte de la novena entrada tomó la delantera definitiva con un cuadrangular dramático del primera base Jorge "Chato" Vázquez para derrotar por 6-3 al equipo dominicano.

"Es un equipo muy guerrero", dijo Vázquez, quien está reforzando a los Yaquis luego de jugar con los Tomateros de Culiacán en la Liga del Pacífico en el 2010-11. "Jugar duro, creo que ésa ha sido la clave. Somos un gran equipo y creo que todos los equipos que están representando su país son grandes."

Por segunda vez en cuatro días, los Toros parecían encaminados a ganarle a Ciudad Obregón en el Estadio Isidoro "Cholo" García. Pero al igual que el miércoles, cuando México empató las acciones en la novena y finalmente derrotó a Dominicana en 15 entradas, los dirigidos por Eddie Díaz no se dieron por vencidos. Luego de empatar el encuentro del sábado, Vázquez puso a gozar todos los seguidores mexicanos su jonrón descomunal frente al derecho José Rosario.

"Afortunadamente pudimos solucionar el partido con ese batazo, pero creo que fue todo el juego", comentó Vázquez ante una fuerte y colorida celebración de los fanáticos "tricolor" en el estadio de Mayagüez. Todo el juego estuvimos peleando, estuvimos ahí, y salimos con la victoria."

Estos Yaquis se han caracterizado por nunca rendirse, y después de la victoria del sábado, el dominicano Díaz repitió un lema que ha expresado desde que comenzó esta Serie del Caribe.

"Les hice saber a ellos que no vamos a viajar 3,000 millas para venir a perder", dijo el piloto. "Son muchachos jóvenes, que nunca habían estado (en Series del Caribe), y están haciendo lo mejor posible."

El veterano de mil batallas del equipo mexicano, Karim García, siente el impulso que llevan ahora los Yaquis a esta altura del certamen.

"El ambiente ahora mismo es bastante positivo", dijo el jardinero, que dio jonrón solitario en la cuarta entrada del partido. "La garra de cada uno de mis compañeros, la pelea, nunca nos hemos dado por vencidos. Luchamos hasta el final y las cosas se han dado gracias a Dios."

¿Y la reacción en la cueva mexicana cuando Vázquez soltó su batazo decisivo?

"Increíble, si hubieras visto toda la gente brincando de felicidad", relató García. "Sabíamos que era un juego bastante difícil, empatado hasta ese momento, y él nos puso arriba. Pienso que ahí nos soltamos el cuerpo y nos sentimos más tranquilos."

Entre la alegría de la dramática victoria y el pase al primer lugar del torneo, los Yaquis mantienen los pies sobre la tierra.

"Estamos muy motivados", dijo Vázquez, quien pertenece a la organización de los Yankees en el béisbol de Estados Unidos. "Creo que no hay que estar confiado, tenemos que seguir ahí luchando."

Así lo ve García también.

"Estamos contentos por el partido de hoy, pero sabemos que mañana tenemos otro compromiso más contra Puerto Rico. Tenemos que salir igual que hoy para vencer a Puerto Rico."

.