(AP)

MAYAGUEZ, Puerto Rico -- Lo que comenzó como la pasión de cada uno por el béisbol, se ha convertido en toda una institución en la Serie del Caribe.

Se trata de los famosos "Matrakeros" de Hermosillo, tres amigos oriundos de esa ciudad mexicana que han viajado juntos a las 28 últimas Series del Caribe y que siempre deleitan al público con sus tradicionales matracas, instrumentos que al girarlos emiten un fuerte ruido.

"Buscamos que la gente se divierta con nosotros", comentó el domingo uno de los "matrakeros", Víctor Magaña, minutos antes de ser homenajeados por los organizadores de la Serie del Caribe de Mayagüez con el primer lanzamiento del encuentro entre Puerto Rico y México.

Los hermanos Enrique y Sergio Estrada completan el trío, parte del contigente de los coloridos fanáticos que siempre acompañanan al equipo campeón de la Liga Mexicana del Pacífico a las distintas sedes de la Serie del Caribe.

Tampoco puede faltar el "Chapulín Colorado", otro que ha deleitado al público en el estadio Isidoro García de Mayagüez.

"Esto surgió con el pasar de los años. Estamos agradecidos que la gente se divierta con nosotros y seamos parte del espectáculo del béisbol", señaló Magaña.