(Ricardo Arduengo/AP)

MAYAGUEZ, Puerto Rico -- Julio Franco, manager del equipo de Venezuela en la Serie del Caribe, criticó el lunes con fuertes palabras a los árbitros que trabajaron en el torneo que, según él, perjudicaron a su equipo en todos los partidos.

Franco, quien jugó más de dos décadas en el béisbol de las mayores y está en su primera temporada como dirigente en la pelota invernal, señaló que los umpires le costaron "al menos una carrera" en todos los encuentros.

"En todos mis años en el béisbol profesional nunca había visto un 'crew' de umpires menos profesional y menos capacitado que el que he visto en el día de hoy", expresó Franco después del encuentro.

"No puede ser que peloteros profesionales jueguen con umpires amateurs".

La gota que colmó la copa fue su expulsión el lunes en la octava entrada de la derrota 3-2 ante México, la que eliminó oficialmente a los Caribes venezolanos. Franco fue expulsado por el umpire de segunda, Kelvin Bultrón, por discutir una jugada cerrada en la que decretó out al corredor venezolano Alex Romero.

Franco rehusó irse del dugout y estuvo sentado varios minutos con los pies apoyados en una columna. El manager relató que el umpire de home, Delfín Colón, le mandó a decir con su primera base, con palabras soeces, que tenía que irse al camerino.

"Yo me senté para que me sacaran", relató

Finalmente el dirigente se fue y el encuentro culminó con la victoria de México.

Este no fue el primer incidente de la novena venezolana con los árbitros en el torneo. El toletero Luis Jiménez fue expulsado y suspendido un encuentro por un encontronazo con los umpires, tras ser decretado out en una jugada en primera en el cuarto partido.

Además, César Suárez fue expulsado del tercer partido por protestar bolas y strikes.

"El show fueron los umpires", lamentó Franco. "Todos los presentes, y los televidentes, han visto la insensatez de los umpires, lo poco profesionales que son".