PHOENIX -- Pablo Sandoval llegó a la pausa del Juego de Estrellas con una racha de 21 juegos seguidos bateando de hit y ahora forma parte del Equipo de la Liga Nacional para el Clásico de Media Temporada.

Tomando en cuenta cómo andaba la carrera del venezolano hace ocho meses, Sandoval habló claro a la hora de analizar lo lejos que ha llegado desde el final de la Serie Mundial del 2010.

¿Pensaba el tercera base en noviembre pasado que sería posible que estuviera en el Juego de Estrellas del 2011?

"No", dijo tajantemente. "Si te digo la verdad, no. Creo que fue el trabajo que hice en la temporada de descanso."

Ya es de conocimiento de muchos lo sucedido en el caso de Sandoval en el invierno del 2010-11. Después de un decepcionante segundo año en Grandes Ligas con los Gigantes, el "Kung Fu Panda" recibió un ultimátum de parte de la gerencia del equipo: Ponerse en forma o encontrarse en Triple-A Fresno.

Sandoval cumplió a carta cabal un programa de acondicionamiento físico aquí mismo en Arizona, llegó a los entrenamientos en mucho mejor forma y empezó la temporada a todo vapor. Y aunque perdió varias semanas con una fractura en la mano derecha, volvió fuerte de dicha lesión.

"Hay que tener mentalidad, ser más maduro en el home plate", explicó Sandoval, de 24 años. "Ser más paciente. Eso me ha ayudado mucho."

En esta temporada de "recuperaciones", Sandoval lleva promedio de .303, con ocho jonrones, 15 dobles y 29 empujadas en 50 juegos y 208 turnos al bate. Ha bateado .318 durante su cadena de juegos conectando de hit, y es uno de los pilares del ataque de un equipo puntero de San Francisco que depende más del pitcheo que del aspecto ofensivo.

Debido a su lesión en la mano, el oriundo de Puerto Cabello no reunía los números que normalmente se ven con un tercera base de un Juego de Estrellas. Pero esencialmente debido a la lesión del antesalista dominicano Plácido Polanco, de los Filis, Sandoval recibió la llamada de su manager, Bruce Bochy, quien dirige al conjunto de la Liga Nacional (Sandoval sustituyó de manera oficial al torpedero dominicano José Reyes).

"Ya tenía planes de ir a otro sitio con mi familia", relató. "Me siento contento, orgulloso de ser parte del Juego de Estrellas."

Ahora que el venezolano ha llegado a su primer Clásico de Media Temporada, quiere más hazañas en la Gran Carpa.

"Cuándo tú logras esto quieres más y más y más", dijo. "Creo que es una de las cosas que no planeé, sino que fue uno de los sueños del año pasado. Coronarnos campeones. Trabajar fuerte para ir a un Juego de Estrellas y hacer muchas cosas más."

En el caso de Sandoval, el camino no fue nada fácil, después de su bajón del 2010 y el arduo trabajo del invierno.

"Son cosas que a uno le pasan en su carrera y creo que me siguen pasando", dijo Sandoval acerca de los retos constantes a este nivel. "Estuve fuera por siente semanas y no me afectó en nada. Me siento al 100% y estoy logrando las cosas."