(Getty)

DETROIT - Yorvit Torrealba no es el cátcher que más titulares va a acaparar en el béisbol de Grandes Ligas. Pero su impacto en los equipos donde juega sí se siente en el clubhouse, sobre todo entre los lanzadores.

Últimamente un "trotamundos" en la Gran Carpa, con su tercer equipo en tres años, el venezolano le puso su sello al pitcheo de los Rangers de Texas al compartir la receptoría con Mike Napoli.

"Es un gran jugador, un gran cátcher, un gran compañero y fue una gran adición a nuestro club", dijo el zurdo de los Rangers, Matt Harrison. "Es un pelotero suelto y se asegura de que tú estés suelto también cuando estás en el terreno."

Más importante que la personalidad de Torrealba es su habilidad de manejar a los lanzadores desde la receptoría. Este año, junto a Napoli, ayudó a los abridores de Texas a registrar la tercera mejor efectividad colectiva de la Liga Americana con 3.65.

"Las cosas han salido bien", dijo Torrealba. "Cada año me siento un poquito mejor como pelotero, obviamente por la experiencia y sumamente contento de que pueda ayudar un poquito al equipo a estar donde estamos en este momento."

Con la salida de Texas de Cliff Lee, quien firmó con los Filis como agente libre, Texas contó con varios brazos jóvenes en la rotación bajo la tutela de Torrealba y Napoli.

Los pitchers de los Rangers tuvieron efectividad de 4.31 con Torrealba detrás del plato en la temporada, número que colocó al venezolano dentro de los primeros seis de la Liga Americana.

"Es tremendo cátcher, tremendo bloqueador de bola", dijo el derecho dominicano de los Rangers, Alex Ogando, quien ganó 13 juegos como abridor en el 2011. "Sabe llevar el juego. Se le nota la mucha experiencia que tiene."

Experiencia sí tiene, con 11 años en la Gran Carpa. También lleva un historial amplio en postemporada, empezando en el 2003 con los Gigantes de San Francisco. En el 2007 fue parte íntegra de unos Rockies que sorprendieron a todos al llegar a la Serie Mundial, y dos años después también dio la cara en playoffs con Colorado, bateando .357 con cuatro empujadas en la Serie Divisional vs. los Filis. Llegando al Juego 5 de la Serie de Campeonato de la Liga Americana en Detroit, Torrealba lleva de 8-4 con un doble y una empujada en esta ronda de los playoffs. Su promedio de por vida en postemporada es de .284, comparado con .260 en su carrera en campaña regular.

Pero muchas veces ha afirmado el caraqueño que prefiere estar en la receptoría para un buen juego lanzado ante dar muchos batazos.

"Si pudiera cambiar los hits por un juego ganado, sería mejor", dijo Torrealba.

Los compañeros del venezolano han visto esa actitud desde el principio.

"No le importa si se va de 3-0 en el plato", dijo Harrison. "Es más importante para él quechar una blanqueada."

De hecho, al hablar de su primera temporada con los Rangers, Torrealba se asegura de destacar el rol del pitcheo en los éxitos de los texanos.

"Es un equipo completo", comentó. "Mucha gente habla de la ofensiva de este equipo, pero se le olvida la labor que hizo el pitcheo para nosotros. Gracias al pitcheo también estamos aquí."

Mientras Torrealba elogia a los lanzadores de Texas, éstos hablan maravillas de la forma en que el cátcher veterano se ha hecho parte de esta escuadra.

"Ha hecho un gran trabajo", dijo el derecho Colby Lewis, ganador de 14 partidos en la temporada regular. "Es otro ejemplo de la organización traer a los peloteros indicados que encajan bien.

"Se comunica muy bien", continuó. "Realmente no hay momento en que él se frustre conmigo ni que yo me frustre con él. Nunca es una batalla con él."

Agregó Harrison: "Es muy bueno pidiendo los pitcheos detrás del plato. Toma control del juego. Si ve que las cosas se nos van de la mano, es el primero en pedir tiempo para asegurarse de que tengas la cabeza bien puesta.

"Sabe lo que quiere hacer detrás del plato. Es por algo que ha estado (en Grandes Ligas) tanto tiempo. Es un líder."