ARLINGTON, Texas -- José Bautista demostró en 2011 que su inesperada irrupción como uno de los bateadores más explosivos de las Grandes Ligas no fue ninguna casualidad.

El jardinero dominicano de los Azulejos de Toronto también hizo historia al sumarse a Alex Rodríguez y Barry Bonds como los únicos peloteros que revalidan el galardón. Matt Kemp de los Dodgers de Los Angeles fue el laureado por la Liga Nacional.

Al recibir el lunes el premio Hank Aaron como el mejor jugador ofensivo de la temporada, Bautista dibujó una sonrisa cuando le mencionaron las dudas que se plantearon de que no sería capaz de mantener su febril producción con el bate.

"La verdad es que no es mi meta el andar demostrándole a la gente que estuvieron equivocados", dijo Bautista. "Lo más importante para mí es ayudar a que mi equipo pueda ganar juegos".

Bautista bateó 54 jonrones el año pasado. Fue una cifra que sorprendió, ya que nunca había conectado más de 16 en una campaña.

Su total de cuadrangulares en 2011 fue de 43 y pudo conseguir sus mejores marcas personales en promedio ofensivo (.302) y remolcadas (103). También fue el líder de slugging de las mayores con .608.

Después de su destape en 2010, Bautista firmó un contrato de cinco años y 65 millones de dólares.

"Logré todo lo que quise", dijo. "Al mismo tiempo siento que puedo mejorar en el bateo con corredor en posición anotadora y el corrido de las bases un poco".

Bautista suena entre los candidatos para ganar el premio al Jugador Más Valioso, pero enfrenta una fuerte oposición al asomarse en la puja figuras como Justin Verlander, Miguel Cabrera, Curtis Granderson y Jacoby Ellsbury, entre otros.

"Por supuesto que debería ser el ganador", afirmó.

Como los Azulejos no se clasificaron a la postemporada, la corriente podría no favorecerle a Bautista ante rivales cuyos clubes sí lo hicieron como fue el caso de Verlander, Cabrera y Granderson. Además, un pitcher como Verlander cumplió una campaña tan dominante que podría llevarse el premio.

"Hay muchos factores de por medio", dijo Bautista al reflexionar sobre sus posibilidades. "Es la posición en la que lamentablemente yo me encuentro. A ver cómo votan los escritores. Estoy contento y esperando con los dedos cruzados".

El otro gran deseo de Bautista es no tener que presentarse a la Serie Mundial, sino como un actor de la misma.

Con foja de 81-81, los Azulejos quedaron a 16 juegos de los Yanquis de Nueva York, los campeones de la División Este.

"Tengo dos años viniendo como invitado, quisiera tener esta atmósfera en Toronto como lo quisiera cualquier otro pelotero de mi equipo y los fanáticos", dijo. "El equipo está haciendo todo lo posible para conseguir los jugadores".

"Quiero tener la oportunidad de jugar en una Serie Mundial", enfatizó.

Kemp, en tanto, fue premiado en la Nacional tras liderar al circuito en jonrones (39), impulsadas (126), anotadas (115) y total de bases (353). Quedó tercero en promedio de .324, el tercero más alto en la liga.

El premio fue creado en 1999 para honrar el 25to aniversario del hito de Aaron al quebrar la marca histórica de jonrones de Babe Ruth.

Aaron no pudo estar presente debido a que se recupera de una operación en una rodilla.