(Tony Gutierrez/AP)

SAN LUIS -- Durante mucho tiempo, desde la década de los 60 y los 70 hasta hace pocos años, el área de Dallas era dominada en el plano deportivo por el fútbol americano.

En la NFL, el éxito de Dallas Cowboys-ganadores de cinco títulos del "SuperTazón", había opacado a los equipos de otros deportes, incluyendo a los Rangers de Texas en el béisbol de Grandes Ligas.

Los tiempos han cambiado en el norte de Texas.

En junio de este año Dallas Mavericks del baloncesto de la NBA conquistó el primer título de su historia.

Y con el éxito de los Rangers, ganadores del banderín de la Liga Americana dos años consecutivos y al borde de conquistar la primera corona de Grandes Ligas en su historia, el béisbol ha empezado a ocupar un sitial privilegiado en el "Metroplex".

"Cuando yo llegué (en el 2007), todo era Dallas Cowboys", dijo el manager de los Rangers, Ron Washington. "Y luego Dallas Mavericks. A la gente le encantan los ganadores".

Efectivamente, eso mismo es lo que le había faltado a los Rangers antes del 2010. Es una franquicia que se encuentra en Texas desde 1972 (luego de ser los "nuevos" Senadores de Washington fundados al principio de la década de los 60), pero que no ganó una serie de postemporada hasta el 2010. Y antes de eso, sólo había participado en tres playoffs (1996, 98 y 99), en los que el equipo ganó un solo partido.

Pero con la llegada del gerente general Jon Daniels, Washington y el presidente-propietario principal Nolan Ryan, las cosas han dado un giro de 180 grados.

"Pudimos llegar hasta aquí en cuatro años", dijo Washington. "Y estamos de regreso en nuestro quinto año. Contamos con fans en todos lados ahora. Pero es porque somos ganadores. A todo el mundo le gusta ver un ganador".

En dos de los tres partidos celebrados en la casa de los Rangers en esta Serie Mundial ante los Cardenales, hubo dos "ganadores" invitados a realizar el lanzamiento de honor: Dirk Nowitzki, figura principal de los campeones Mavericks, y Roger Staubach, mariscal de campo Salón de la Fama que llevó a los "Vaqueros" a dos coronas en el fútbol americano en los años 70. "Dallas, el Metroplex, el norte de Texas-siempre ha sido un área deportiva", dijo Staubach. "Aquí a la gente le gustan los ganadores. La asistencia es mejor cuando eres un ganador. Entonces, es bueno para el norte de Texas contar con los Mavericks y los Rangers...ahora los Rangers se están apoderando de todo".

Washington está consciente de que la afición local exige el éxito para asistir a los juegos, y acepta con gusto el reto.

"Todos los que competimos queremos ser ganadores", expresó el piloto. "Puedo entender que los fans quieran estar con ganadores, porque es lo que nosotros mismos queremos ser. Y si no lo logras, en algún momento te hacen ir de esta ciudad.

"Esta ciudad ha cambiado", continuó, "y creo que los Rangers han tenido mucho que ver con los cambios. Sé que estoy contento de estar en Texas".