(Jamie Squire/Getty Images)

SAN LUIS - Los Rangers de Texas estaban preparados para salir al terreno para el Juego 6 ante los Cardenaels y tratar de ganar la primera Serie Mundial en la historia del equipo. Pero con el partido pospuesto por lluvias hasta el jueves, saben valorar un día extra de descanso.

"Creo que es un factor a favor de nosotros", dijo el relevista de los texanos, Mike Adams. "Nuestro bullpen ha sido bien trabajado en estos playoffs y hemos acumulado muchos innings (56.2). Este día extra de descanso es importante para nosotros. Los jugadores de posición también, pues ellos tienen sus dolores".

Texas ha jugado un total de 178 partidos entre la campaña regular y la postemporada.

Los Rangers, arriba 3-2 en la serie sobre los Cardenales y a un triunfo de coronarse campeones, tendrán que esperar un día más para tratar de alcanzar la gloria. Pero en el equipo texano, nadie cree que el tiempo extra resultará en más nervios de cara a un partido que podría marcar el punto más luminoso en los anales de la franquicia.

"No creo que vaya a ser así para nada", dijo el primera base Michael Young. "Tenemos un montón de experiencia lidiando con este tipo de cosas. Vamos a descansar, comer algo y salir (el jueves) al terreno listo para jugar".

El manager de Texas, Ron Washington, aún tiene al derecho Colby Lewis programado para lanzar el Juego 6. A pesar de ser cuestionado varias veces sobre su abridor del Juego 7, en caso de ser necesario, el capataz insiste en que Matt Harrison será el señalado para tirar el viernes en un partido de vida o muerte para ambos equipos.

Con el día extra de descanso, habría más posibilidades de que Derek Holland y C.J. Wilson, que tiraron el domingo y lunes, respectivamente, vieran acción desde el bullpen. De hecho, Washington afirmó que Holland estará disponible como relevista desde el jueves en el Juego 6.

"Eso nos ayuda", dijo Adams. "Cualquier momento en que puedas contar con un abridor desde el bullpen, eso ayuda".

En sentido general, Washington no cree que su equipo gane ni pierda nada con el juego suspendido del miércoles.

"Estábamos supuestos a jugar, entonces uno quiere jugar", expresó. "No nos estamos acelerando, ni adelantándonos a las cosas. Tenemos que esperar.

"Uno no quisiera tener dos días libres", continuó. "De hecho, nuestro bullpen estaba disponible a toda capacidad (para el miércoles). No nos va a afectar de una manera ni otra. Aún tenemos que salir a jugar un buen béisbol".

Entre las tantas especulaciones acerca de cuál equipo se beneficiará más del día extra de descanso, en algo coincidieron todos en el equipo de Texas: fue mejor no jugar ante el riesgo de tener que interrumpir el partido por lluvias o realizar el encuentro en adversas condiciones climáticas.

"Es una decisión inteligente no arriesgar un retraso con los pitchers", dijo el jardinero de los Rangers, Josh Hamilton. "Obviamente, la temporada regular sería diferente. Pero a esta altura del año, hay que esperar el tiempo que sea".

Con un partido de tanto peso y tanta importancia, lo mejor es jugar en un ambiente que no corrompa el resultado.

"Nunca quieres que el clima sea un factor", dijo Adams. "Una carrera porque alguien se resbale, una pelota mojada...nunca quieres que ésa sea la razón de una victoria o una derrota".