(AP)

SAN LUIS -- Lo único que ha cambiado para el Juego 6 de la Serie Mundial del 2011 es la fecha.

Un pronóstico de lluvias para el miércoles en la noche obligó a posponer el partido, el cual está programado para este jueves a las 8:05 p.m. (Hora del este). Ambos managers indicaron que seguirían adelante con sus abridores, el mexicano Jaime García por los Cardenales y Colby Lewis por los Rangers.

Mal tiempo o no, los Rangers están en una posición envidiable.

Texas está a ley de una victoria para coronarse como campeón y en el Juego 6 mandará a la lomita a quien ha sido su mejor abridor en la postemporada en los últimos dos años.

Antes de los últimos dos partidos, los Cardenales lideraban la serie 2-1. Ahora están abajo 3-2. Pero siguen con vida y el resto de la acción tendrá lugar en su terreno en el Busch Stadium.

Tras permitir 16 carreras en una derrota en el Juego 3, los Rangers han cedido apenas dos carreras, gracias a la labor Derek Hollando en el Juego 4 y C.J. Wilson en el Juego 5 y actuaciones sólida por parte de los relevistas.

Ahora los Rangers depositan sus esperanzas en Lewis, quien ha sido su abridor más confiable en los playoffs en las últimas dos campañas. En tres aperturas en esta postemporada, Lewis tiene marca de 1-1 con promedio de carreras limpias de 2.95. En el Juego 2 la Serie Mundial, limitó a los Cardenales a una carrera en 6/2 innings de labor. En las últimas dos postemporadas, Lewis tiene foja de 4-1 y efectividad de 2.22 en siete aperturas.

"Creo que es cuando está en la postemporada que de verdad se enfoca", dijo el presidente de los Rangers, el Salón de la Fama Nolan Ryan.

Por los Cardenales, García cargó con la derrota en dos de sus primeras tres aperturas de postemporada pero ha progresado en el mes de octubre. Sirve de consuelo que en el Juego 2 de la Serie Mundial salió sin decisión tras lanzar siete entradas y permitir apenas tres hits y un boleto y ponchar a siete rivales. También alentador para los Cardenales es el hecho de que García ha lanzado mucho mejor en casa que en la ruta, tanto en la campaña regular como en los playoffs.

"Es un proceso, un proceso de aprendizaje", dijo García acerca de lanzar en la postemporada. "Este es apenas mi segunda campaña completa en Grandes Ligas y aprendí mucho durante la temporada regular. Por lo tanto, siento que estoy bien físicamente en los playoffs. A la vez, hice algunos ajustes a mi mecánica para ser más repetitivo y consistente en lugar de tratar de hacer demasiado o hacer todas las cositas en las que he estado trabajando".

No obstante, dar por muertos a los Cardenales antes del último out es muy arriesgado. Muchos los descartaron cuando estaban a 10.5 juegos detrás de los Bravos de Atlanta en el Comodín de la Liga Nacional. San Luis no era el favorito en la Serie Divisional contra los Filis, que parecían estar en posición de llegar hasta el final. Los Cardenales tampoco eran los favoritos en la Serie de Campeonato contra los Cerveceros, que tenían ventaja de local y el mejor récord en casa de cualquier equipo de Grandes Ligas.

Eso no ha sido de consecuencia para los Cardenales, quienes simplemente siguieron jugando. Este reto, dado el nivel de los Rangers, podría ser el más grande de todos para San Luis.

Uno de los desafíos para el equipo local será conseguir victorias consecutivas contra Texas. La última vez que los Rangers perdieron dos juegos al hilo fue el 23 y el 25 de agosto.